Beneficios medioambientales de la energía solar

Día tras día aumenta el número de propietarios de viviendas y servicios públicos que eligen la energía solar como fuente de energía. El incremento del uso de la energía solar se está produciendo a un ritmo explosivo. ¿El motivo? La caída del precio de los paneles solares y los múltiples beneficios que aportan a bajo coste.

Y no solo supone un ahorro en la factura, la energía solar es muy beneficiosa a nivel de medioambiente y salud, ya que reduce la dependencia de los combustibles fósiles.

La energía solar como fuente de energía renovable

La luz solar genera energía limpia y renovable, lo que supone un enorme beneficio al medioambiente. Es una alternativa magnífica a los combustibles fósiles, ya que se reduce la huella de carbono en el planeta, así como los gases de efecto invernadero. Por ello, está demostrado que consumir energía solar es generar un impacto favorable en el medioambiente.

Gran parte de la electricidad generada proviene de combustibles fósiles como el carbón y el gas natural, cuya extracción es cara y contaminante. En contraposición con la energía solar, que es gratis e infinita. ¿Sabes que si pudiéramos capturar toda la energía del sol durante una hora se podría proveer de energía a todo el mundo durante un año?

Invertir en energía solar es invertir en el planeta. Es contribuir en salud medioambiental. Es cuidar la Tierra para abastecer el futuro. Apostar por la energía solar puede ayudar a reducir la dependencia de los combustibles fósiles a favor de una de las fuentes más abundantes y consistentes que tenemos disponibles: el sol.

La energía solar disminuye la emisión gases que favorecen el efecto invernadero

Producir electricidad mediante energía solar en lugar de con combustibles fósiles puede reducir drásticamente las emisiones de gas con efecto invernadero. Ésta energía renovable evita las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

¿Por qué son perjudiciales los gases con efecto invernadero?

Los gases que generan los combustibles fósiles al quemarse, provocan un aumento de las temperaturas globales y, por consiguiente, favorecen el cambio climático.

El cambio climático ya presente está contribuyendo a graves problemas ambientales y de salud pública, tales como fenómenos meteorológicos, aumento del nivel del mar y cambios de ecosistemas.

Por lo que, al usar energía solar se reduciría la demanda de combustibles fósiles y por tanto, se limitaría las emisiones de gases de efecto invernadero, que tanto daño están haciendo al planeta.

La energía solar evita problemas cardíacos y respiratorios

Uno de los mayores beneficios del uso de la energía solar en la salud, es un aire menos contaminado. Lo que significa que los seres humanos puedan respirar un aire más limpio en las ciudades.

Estudios revelan que la adopción generalizada de energía solar, reduciría significativamente los óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre y las emisiones de material particulado. Todos ellos son perjudiciales y pueden causar problemas de salud.

Usar la luz solar para generar energía reduciría el número de casos de bronquitis crónica, problemas respiratorios y cardiovasculares y, a nivel laboral, días de trabajo perdidos relacionados con problemas de salud.

Los beneficios medioambientales y de salud gracias al uso continuo de energía solar son múltiples y contrastados. No solo se puede ahorrar dinero en facturas de electricidad, sino también se puede ayudar al planeta reduciendo su huella de carbono y mejorar la salud de las personas que lo habitan.

¡Pide ya tu presupuesto y pásate a la energía solar! ¡El planeta y tus vecinos lo agradecerán!

Recommended Posts

Déjanos un comentario

CONTACTA CON NOSOTROS SIN COMPROMISO

Te responderemos lo antes posible.

¿No puede leerlo? Cambie el texto. captcha txt
energía solar para empresasenergia solar del futuro