La tendencia del autoconsumo en el hogar: Ayudas y subvenciones que abaratan su instalación

¿Sabes de dónde viene la energía que consumes? Existen muchas fuentes de producción de energía para abastecer el consumo de las ciudades. En España, la energía nuclear y la producida a partir del carbón han sido las que más han aportado a nuestro sistema eléctrico en los últimos años, con el consiguiente exceso de gases y emisiones tóxicas. Ha llegado el momento de plantearse seriamente el consumo de energías renovables y el autoconsumo en los hogares contribuyendo así a un mejor estado del planeta y al aprovechamiento de los recursos que tenemos.

En POWEN hemos instalado ya más de 5.000kW a nivel internacional, lo equivalente a 1.600 hogares que ya producen su propia energía gracias a la energía solar. El aprovechamiento de la energía del sol inagotable, y ahora también legal desde la supresión del “impuesto al sol” en el Decreto-Ley 244/2019 del pasado abril, por lo que ya no hay costes añadidos que impidan a cualquier persona o empresa disfrutar de los beneficios de autoabastecerse en sus instalaciones. Además, quien quiera dar el paso al autoconsumo puede acceder a ayudas y subvenciones en su ayuntamiento que pueden llegar a suponer un considerable ahorro en su instalación. Por ejemplo, una vivienda en Madrid podría llegar a ahorrarse hasta un 60% del coste de la instalación gracias a las bonificaciones del IBI, lo que supondría un retorno de la inversión en 3,5 años, en lugar de los 4 años estimados.

Tanto si se quiere consumir solo una parte como el total de la energía necesaria en el hogar, desde POWEN nos encargamos de todas necesarias para que nuestros clientes puedan disfrutar de todas las ventajas a su alcance. Además, si se produce más energía de la que se consume se pueden verter los excedentes de nuevo a la red convencional a cambio de una compensación económica mensual en la factura de la luz.

El autoconsumo ya no es una moda o una tendencia, es una realidad que viene para quedarse. Se ha generalizado desde hace años en países como México y Australia, donde ya está muy extendido en usuarios particulares. Según las previsiones no tardará mucho en generalizarse en Europa, donde realmente hay mercado, y en concreto en España, donde se dan las condiciones óptimas para su implantación definitiva: un alto número de viviendas unifamiliares, una optima posición para la radiación y una legislación que, cada vez más, se muestra amable con el autoconsumidor solar.

Recommended Posts
Tipos de paneles solaresregar tu explotación agrícola usando energía solar