Madrid baja el IBI al sol

Desde el 1 de Enero de 2019, el Ayuntamiento de Madrid ha abierto una nueva perspectiva a las energías limpias, con la reducción del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a todos los edificios, tanto de uso residencial como empresas, para promover la instalación de paneles solares.

Esta iniciativa supone un interesante ahorro que no solo afecta a la factura eléctrica, sino también al recibo del IBI y del ICIO, estimulando así la implantación de sistemas de aprovechamiento de energía solar en los edificios de la ciudad.

Viviendas con ahorro garantizado

Si hablamos de inmuebles particulares, la instalación de paneles solares supone la bonificación máxima que permite la ley, es decir el 50% de la cuota IBI, durante tres ejercicios, hasta el máximo del 60% del coste de la instalación.

Del mismo modo, se bonificará con el 95% del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) correspondiente a las obras de colocación de paneles solares (ahorro que antes de esta propuesta de ley era del 30%).

¿Quiénes pueden beneficiarse de este descuento?

Muchos particulares y empresas que decidan conectarse al sol, tendrán derecho a esta bonificación y deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • Inmuebles no sujetos al régimen de división horizontal de uso residencial o de uso distinto al mismo, en los que se instalen sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de energía proveniente del sol para autoconsumo.
  • Pisos y locales ubicados en inmuebles sujetos al régimen de división horizontal, de uso residencial o de uso distinto al mismo, en los que se realice una instalación compartida para suministrar energía de este tipo a todos o alguno de los pisos y locales. Sólo podrán beneficiarse los pisos y locales vinculados a dicha instalación.

¿Qué bonificación te corresponde si instalas placas solares?

En ambos casos (sujetos o no al régimen de división horizontal):

  • 50% para los inmuebles de uso residencial.
  • 25% para inmuebles de uso distinto al residencial.

Si se tratase de inmuebles no sujetos al régimen de división horizontal, el importe de la bonificación anual no podrá exceder del 20% del coste de ejecución material de la instalación; si fuesen pisos y locales sitos en inmuebles sujetos al régimen de división horizontal, la cantidad total bonificada no podrá exceder cada año del 20% del coste de ejecución material de la instalación que se hubiera repercutido a cada propietario.

No se concederá la bonificación cuando los sistemas instalados sean obligatorios de acuerdo con la normativa específica en la materia.

En ambos supuestos las instalaciones deberán incluir colectores homologados por la Administración competente.

El plazo para realizar el trámite será antes del 31 de diciembre de cada año, para su aplicación en el año siguiente, si procede.

Esta es la documentación necesaria para acogerse a la medida

En los dos supuestos anteriores:

  • Homologación de colectores por la Administración competente.
  • Poseer la licencia municipal.
  • Aportación del proyecto o memoria técnica y declaración de técnico competente, visada por el colegio oficial o justificante de habilitación técnica, en la que se justifique que la instalación reúne los requisitos.

Además, en el caso de pisos y locales sujetos al régimen de división horizontal, habrá que aportar también la documentación que refleje la relación de los propietarios partícipes de la instalación y las cantidades repercutidas a cada uno de ellos.

En definitiva, las nuevas iniciativas que dan una nueva oportunidad a la energía solar,  muestran la evolución de las ciudades y la sociedad hacia un futuro más sostenible.

¿Quieres instalar un panel solar en tu vivienda o empresa y beneficiarte de esta media? ¡Ponte en contacto con POWEN!

Porque todo empieza con el sol.

Recent Posts
Puntos de recarga para vehículos eléctricosRemigio Abad