¿Qué es el autoconsumo colectivo?

La realidad energética en España está transformándose a pasos agigantados. El paso hacia un nuevo modelo energético que sea sostenible y limpio no solo avanza, sino que cada vez lo hace a mayor velocidad.

El Real Decreto-Ley 15/2018 del 5 de octubre, supuso un antes y un después en el autoconsumo colectivo debido a los tres principales puntos que establece:

  • Anulación del impuesto al sol.
  • Simplificación de la clasificación de instalaciones de autoconsumo.
  • Autorización del autoconsumo colectivo.

La nueva legislación aprobada en 2019, entre la que destaca la nueva ley de autoconsumo energético a través de un Real Decreto (RD 244/2019, de 5 de abril), viene a establecer las nuevas condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica.

Este decreto dio continuidad a lo establecido en el Real Decreto-ley 15/2018, con la reglamentación de aquellos aspectos no definidos anteriormente. Uno de estos aspectos es el que hace referencia al autoconsumo colectivo.

Gracias a esta normativa, varios consumidores pueden beneficiarse de una única instalación fotovoltaica, fomentando la disminución de los años de amortización y aumentando la rentabilidad de los sistemas.

En qué consiste el autoconsumo colectivo

El autoconsumo colectivo, como su propio nombre indica, se entiende como la producción de energía a través de una instalación generalmente fotovoltaica, que se autoconsume de manera compartida entre varios usuarios.

Esta modalidad de autoconsumo está reconocida para comunidades de vecinos que realicen una instalación en las inmediaciones de la comunidad o en un lugar situado a un máximo de 500 metros desde donde se producirá el autoconsumo.

Sin embargo, no es necesario que se realice la instalación exclusivamente en bloques de viviendas, sino que también puede realizarse por ejemplo en urbanizaciones de viviendas unifamiliares. De este modo, la instalación solar se realiza en una de las viviendas y, a través de dos inversores se benefician ambas de la energía producida por los paneles.

El Real Decreto 900/2015 prohibía este tipo de instalaciones,  incapacitando a edificios residenciales o viviendas unifamiliares adosadas consumir conjuntamente la electricidad autogenerada.

El ahorro estimado en la factura de luz mensual puede estar en torno al 40 %, lo que garantiza la recuperación de la inversión en más o menos 7 años.

¿Cómo se reparte la energía generada entre sus participantes?

Para favorecerte de paneles solares para el autoconsumo colectivo, debes llegar a un acuerdo previo con el resto de los usuarios, ya sean vecinos de una comunidad o de un chalet adosado.

Así, el valor de los coeficientes de reparto depende del acuerdo entre los participantes, con el único requisito de que sean valores constantes.

Posts Recomendados
ahorro con paneles solaresmantenimiento de las placas solares