Qué es la energía solar y cómo aprovecharla

Aprovechar la energía solar gracias a los avances tecnológicos es la manera más inteligente de hacer uso de una energía limpia y renovable.

Seguramente has oído hablar de las células fotovoltaicas o los paneles solares, que pueden encontrarse en los tejados de los edificios, en satélites y naves enviadas al espacio e incluso, en calculadoras de mano. Estas células están fabricadas con materiales semiconductores similares a los que se encuentran en los chips de los ordenadores.

Cuando la luz solar alcanza los paneles, hace que los electrones se desprendan de sus átomos. Estos electrones, al moverse por las células fotovoltaicas, generan electricidad.

A una escala mucho mayor, las plantas de paneles solares emplean diversas técnicas para concentrar la energía solar como una fuente de calor. Después, ese calor se utiliza para hervir agua para impulsar una turbina de vapor que genera electricidad de la misma forma que el carbón o las plantas de energía nuclear, teniendo la capacidad de proveer de energía eléctrica a miles de personas.

 

Cómo aprovechar la energía solar

Existen varias técnicas para hacerlo. Una de ellas, emplea espejos con pequeñas depresiones en forma de “u” que concentran la luz del sol en una tubería con aceite que se calienta y que, a su vez, hace hervir agua para que se produzca la generación de electricidad.

Otra técnica consiste en utilizar espejos móviles para concentrar los rayos del sol en una torre con un receptor que recoge esa energía. A través de ese receptor fluye sal derretida que se calienta para activar un generador.

Sin embargo, existen otros tipos de tecnología que utilizan métodos pasivos. Por ejemplo, en la fachada más soleada de un edificio se pueden instalar grandes ventanales a través de las cuales entra la luz del sol, que calienta materiales absorbentes situados en las paredes y el suelo. Estas superficies liberan el calor absorbido durante el día por la noche, manteniendo el edificio caldeado. De forma similar, pueden instalarse placas solares en un tejado. Éstas absorben la energía solar y calientan el líquido del interior de unas tuberías que proporcionan al edificio agua caliente.

La energía solar es inagotable y no contamina. Además, la tecnología empleada para su aprovechamiento es versátil. Por ejemplo, las células solares son capaces de generar energía para lugares como satélites en órbita con la Tierra de la misma manera que pueden proveer de electricidad a edificios y casas de cualquier ciudad o pueblo.

Si te queda alguna duda o quieres saber cómo se podrían instalar paneles solares en tu negocio, tu explotación agrícola o tu hogar, contacta con nosotros. ¡Pásate a la energía solar!

 

Recommended Posts

Déjanos un comentario

CONTACTA CON NOSOTROS SIN COMPROMISO

Te responderemos lo antes posible.

¿No puede leerlo? Cambie el texto. captcha txt
energía solarenergía solar en España