Así se plantea la transición energética en España

La transición energética en España es ya una realidad. Todos los movimientos que el gobierno actual está haciendo no es algo baladí, viene motivado porque la situación energética actual en el país es insostenible.

Actual consumo de energía en España.

Haciendo un análisis de consumo de energía en España, se desprende que más de un 80% de la energía depende del exterior. Y este no es el único problema energético, sino que el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero aumentaron casi en un 5% el año pasado. Si a ello le sumamos el freno de los anteriores gobiernos a la hora de apostar por las nuevas tecnologías y energías renovables, supone un verdadero caos energético.

Aunque resulte muy lejano, España fue líder en desarrollo de energías renovables en el año 2010 y ahora debe realizar una serie de pasos para lograr la tan mencionada transición energética en España.

¿Qué pasos seguirá la transición energética en España?

El primero punto habla de cumplir la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que obliga a España a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y así cumplir de una vez por todas con el Acuerdo de París. Este pacto de 2015 intenta luchar contra el calentamiento global.

Desde que en 2016 se firmase una ley para cumplir con dicho acuerdo, el anterior gobierno no llegó a cumplirla.

La situación actual ha propuesto que España debe descarbonizarse para el año 2050 con una serie de medidas en todos los sectores para lograr la tan ansiada transición energética.

Otro de los platos fuertes para lograr la transición energética en España es la derogación del impuesto al sol. He aquí la buena nueva y por fin ya se ha derogado este impuesto.

Llegamos entonces a otro punto pendiente en la mencionada transición energética: el impulso de las energías renovables. Ahora los gobiernos tienen como asignatura pendiente fomentar el uso de energía renovable para cumplir con los estándares europeos. En ellos se firmó que para el año 2020 un 20% del consumo energético de un país debería proceder de energías renovables.

Y esto desemboca en el siguiente paso para la transición energética en España: cumplir con lo que dice Europa. A este respecto, la actual ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, quiso desmarcarse de su predecesor y afirmó que las intenciones del nuevo gobierno es unirse a todos esos países que tienen una vocación de progreso.

Pero los pasos a la transición energética hacia un consumo sostenible no se queda solo en eso. Hay mucho más por hacer: cierre de centrales nucleares y de las térmicas de carbón.

El gobierno del PSOE también se ha comprometido a ir cerrando de forma paulatina las centrales nucleares, a diferencia de lo que se había hecho hasta ahora.

Algo parecido pasa con las instalaciones térmicas de carbón que también podrían tener los días contados. El actual gobierno es consciente de la incipiente contaminación de ese combustible fósil y quiere eliminarlas del mapa. ¿Lo conseguirá?

Otro de los pasos a seguir sería la instalación de contadores inteligentes que informen al usuario de lo que está gastando, para así tener control sobre el uso de la energía.

Las energías renovables además están gravadas con un 7% y para fomentar su uso, sería ideal que se eliminase ese impuesto. Un ideal en la transición energética que animaría a los usuarios a pasarse a las energías limpias.

Y si además se fomentase el uso y mejora del transporte público y la conversión de edificios a la sostenibilidad se daría por completado un panorama en España mucho más limpio.

Esto es un proyecto ambicioso y a largo plazo, pero que el nuevo gobierno parece que quiere contribuir a cumplir. Desde POWEN seguiremos animando a todos a utilizar los recursos naturales porque nos benefician a todos. ¿Quieres que te contemos cuánto te podrás ahorrar en tu factura de la luz si te aprovechas de la luz solar? ¡Te llamamos sin compromiso!

Recent Posts
Remigio Abadrentable bombeo solar