Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

30 agosto 2021
¿Cómo cargar un coche eléctrico con energía solar?
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
cargar coche eléctrico con energía solar

Antes de adquirir un vehículo eléctrico se nos plantea un amplio abanico de dudas sobre su viabilidad, sus costes, su calidad, su autonomía, y sobre todo, sobre la facilidad y comodidad a la hora de recargar sus baterías. Hay que decir, que podemos producir en nuestro hogar la energía necesaria para utilizar un vehículo eléctrico, ya que sí es posible cargarlo mediante el uso de paneles solares, una opción rentable y sostenible.

Para ello tan solo será necesario disponer de una instalación de placas solares fotovoltaicas y de esta forma generar en nuestro propio hogar la mayor parte de la electricidad que va a necesitar nuestro coche para desplazarse.

Esta opción supone toda una novedad y una revolución, ya que podremos producir con nuestros propios medios y de forma limpia, la energía o combustible que nuestro coche necesita para funcionar, una gran contribución al medio ambiente. De esta manera se rompe con la cadena de residuos que deja la producción de energía eléctrica tradicional y que está basada en el carbón, el petróleo, la energía nuclear o el gas natural, que son los métodos más comunes para generar la electricidad.

Aspectos previos a tener en cuenta

Previamente a decidirnos sobre si podremos cargar nuestro vehículo con una instalación fotovoltaica de forma óptima deberemos tener en cuenta dos aspectos fundamentales que repercutirán en la factura de la luz: la potencia contratada y el consumo energético.

Lo más normal es que para cargar un vehículo tengamos que aumentar la potencia contratada en casa. Pero este nivel de aumento dependerá de las características del vehículo, de las distintas velocidades de carga que tenga, de los kilómetros que vayamos a hacer diariamente y del resto de necesidades de consumo energético en el hogar. Por estos motivos, la potencia contratada va directamente relacionada con el tiempo de que disponemos para cargar y de los kilómetros que queramos realizar con el vehículo. Cuantos más kilómetros de autonomía necesitemos realizando la carga en el menor tiempo posible, más energía necesitaremos, es decir, deberemos tener una mayor potencia contratada.

Cargar un vehículo eléctrico con paneles solares

Debido al auge que está experimentando el mercado del vehículo eléctrico se hace cada vez más necesario incrementar la producción eléctrica total para cubrir esta mayor demanda.

Hay que tener en cuenta que gran parte de vehículos eléctricos disponen de diferentes velocidades de carga que van desde los 1,5 kWh a los 7 kWh. Esto supone que cargando desde el hogar el coche durante una hora, se podrán realizar trayectos de 12,5 kilómetros a 35 kilómetros respectivamente. Si queremos cargar para desplazarnos 200 km (ó 40 kWh) con nuestro coche eléctrico necesitaremos por lo tanto varias horas de carga. Por ejemplo, si tenemos más de 4 kW contratados deberemos disponer de diez horas para cargar 200 kilómetros en el coche a un ritmo de 4 kWh y así sucesivamente. Nuestro coche eléctrico será como un nuevo electrodoméstico, es decir, con un nuevo consumo añadido, por lo que tendremos que contratar más potencia en casa, al menos 2,5 kW más¿?

Las placas solares fotovoltaicas generan electricidad durante las horas de sol y esta energía se añade a la potencia contratada en casa, pero es una energía que está sujeta a los ciclos solares de día y noche y a las condiciones climatológicas. Por este motivo no siempre se puede reducir la potencia contratada instalando un sistema de autoconsumo fotovoltaico, pero lo que sí es cierto es que siempre ahorraremos una considerable cantidad de consumo eléctrico generando la energía para nuestro coche desde casa.

Una instalación solar fotovoltaica sirve para proporcionar electricidad para todos los consumos eléctricos de la vivienda, sean cuales sean. Tener una instalación fotovoltaica única y exclusivamente para cargar un coche eléctrico, y aislada del resto de consumos, carece de sentido.

Sistemas de acumulación para un vehículo eléctrico

Una pregunta que solemos hacernos si disponemos de coche eléctrico y de instalación fotovoltaica de autoconsumo es si tiene sentido acumular energía en un sistema de baterías para poder cargar el coche durante la noche. Este supuesto consistiría en cargar una batería para a su vez cargar otra batería. Este sistema es bastante ineficiente debido a las pérdidas en transformación si nos planteamos aislar las baterías de la casa al coche y viceversa, aunque es muy interesante para conseguir un mayor ahorro en la factura de la luz.

Mediante un sistema de acumulación con baterías de litio en la instalación fotovoltaica podremos aprovechar el excedente energético producido por las placas solares y no desperdiciar la energía sobrante, usándola durante las horas sin sol. No obstante, hay que destacar que en la actualidad el coste de acumular energía en baterías de litio es elevado y que la batería posiblemente se haya descargado antes de conectar el vehículo por la noche debido a que está conectada para cubrir cualquier consumo eléctrico en el hogar.

Como conclusión podemos decir que producir la energía necesaria para nuestro coche eléctrico, en nuestra propia vivienda y por nuestros propios medios, mediante una instalación fotovoltaica, es una extraordinaria opción desde el punto de vista económico y medioambiental. De esta forma ahorraremos en electricidad al mismo tiempo que cuidamos del medioambiente. Cambiar combustibles fósiles por energía solar producida de forma limpia es una opción real que está al alcance de nuestras manos.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.