Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

30 agosto 2021
¿Qué es un contador bidireccional?
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
contador bidireccional de autoconsumo fotovoltaico

Un contador bidireccional es un dispositivo imprescindible en una instalación fotovoltaica de autoconsumo con excedentes que permite que la comercializadora de electricidad nos pague por los excedentes y de este modo, se reduzca el precio de la factura mensual. Esto sucede porque este dispositivo se encarga de contabilizar la energía que fluye en una instalación fotovoltaica en ambos sentidos, tanto desde la red eléctrica hacia el usuario como desde el usuario que vierte en la red la energía producida y sobrante. Miden tanto la energía que se demanda a la red, tal y como hace cualquier contador digital convencional, como la que se vierte en ella.

En una instalación fotovoltaica de autoconsumo, cuando no se consume la energía producida por nuestras placas solares, la sobrante puede ser inyectada a la red eléctrica. La empresa comercializadora, que se basa en los datos proporcionados por el contador bidireccional, nos compensará de esta forma por los excedentes energéticos, lo que supone un importante ahorro en nuestra factura mensual. Hay que recalcar que solo pueden estar en la modalidad con excedentes acogidos a compensación aquellas viviendas y negocios con potencias instaladas inferiores a 100 kW.

Los contadores bidireccionales fotovoltaicos son por lo tanto un importante elemento para el ahorro en el hogar y los responsables de medir la cantidad de energía excedentaria que ha sido inyectada.

¿Alquilar o comprar el contador bidireccional?

Un contador bidireccional puede ser adquirido en propiedad por el usuario o bien puede ser alquilado a la empresa distribuidora. Si nos decantamos por comprarlo, seremos los responsables de su correcto funcionamiento. Por este motivo es mucho más habitual alquilarlo ya que en este caso el usuario solo tendrá que garantizar su custodia y la distribuidora será la encargada de su instalación, mantenimiento y sustitución en caso de avería.

Además, es más costoso tener el contador en propiedad que alquilarlo, tanto por el coste económico como por los costes administrativos de verificación. Los costes de alquiler del contador los abonará el usuario mensualmente a través de la factura con la comercializadora, la cual le hará llegar el importe del alquiler a la distribuidora eléctrica, que es la propietaria del contador y quien lo da de alta.

Funcionamiento del contador bidireccional

Como acabamos de comentar, el contador bidireccional de autoconsumo es un componente fotovoltaico que tiene la función de medir la energía eléctrica que fluye en una instalación fotovoltaica, tanto de la red al usuario o energía demandada como del usuario a la red o energía inyectada.

Todo contador bidireccional debe estar homologado por una empresa comercializadora y funcionar correctamente de la siguiente manera:

1. Las placas solares generan electricidad durante el día. El contador calcula la energía eléctrica producida y la resta al consumo del servicio de la red.

2. En caso de no haber aprovechado toda la energía producida por las placas solares, los excedentes son inyectados a la red eléctrica y el contador bidireccional contabiliza la energía sobrante.

3. Al finalizar cada periodo de facturación, la distribuidora lleva a cabo la lectura de la energía exportada e importada de la red. Después, comunica los datos a la comercializadora para que aplique la compensación en la factura de la luz.

¿Cuál es el número de contadores necesarios en una instalación de autoconsumo?

El RD 244/2019 simplificó las configuraciones de medición para que en casi todos los casos sea más que suficiente tener un único contador con la red de distribución.

En el caso específico de las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico acogidas a compensación simplificada, es esencial disponer de otro contador en las instalaciones de autoconsumo compartido, ya que se necesita medir la energía generada para realizar el reparto entre los participantes.

Otras veces también resulta necesario instalar un contador adicional para monitorizar un sistema fotovoltaico y de esta forma obtener todos los datos detallados de los consumos energéticos. Esto es así porque los contadores son propiedad de la distribuidora y no todas facilitan esta información a los usuarios para tener un control sobre los consumos.

En la actualidad casi todos los contadores inteligentes son digitales y bidireccionales. Por este motivo, no será necesario modificar el contador ya existente en el caso de que decidamos acogernos a la compensación simplificada. Sí habría que reemplazarlo en el caso de que nuestro contador no fuera digital.

Será necesario otro contador adicional en los siguientes casos:

  • Autoconsumo compartido. En este caso es esencial otro contador para contabilizar la energía producida y hacer reparto de la energía entre los participantes de la instalación colectiva.
  • Autoconsumo con excedentes no acogida a compensación. Es necesario un contador adicional si no se tiene un único contrato de suministro para de esta forma diferenciar la demanda del usuario y la de los servicios auxiliares de generación. Así se puede facturar adecuadamente lo que corresponde a cada uno.
  • Sistemas de generación de potencia igual o superior a 12 MVA.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.