Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Sostenibilidad

   |   

7 diciembre 2022

¿Cuáles son las energías que menos contaminan?

Pablo Pérez-Bedmar Fernández
Pablo Pérez-Bedmar Fernández

Director de Marketing y Producto

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Cuáles son las energías que menos contaminan

En el mundo vivimos un momento en el que es necesario luchar contra el calentamiento global y una de las maneras es la reducción de las energías contaminantes. Es decir, una transición de los combustibles fósiles (carbón o petróleo) a las llamadas energías limpias o renovables. Pero como en todo hay grados, unas renovables son menos contaminantes que otras en su proceso de generación de electricidad.

¿Cuáles son las energías que menos contaminan?

Actualmente, existen diversas energías como la eólica, la solar, la biomasa, la térmica o la hidroeléctrica. Cada una de ellas con mayor o menor uso y grado de uso y potencia instalada, en total suponen casi la mitad de toda la energía generada en España. De todas ellas, según los datos de Red Eléctrica Española (REE), la fotovoltaica es ya la tercera tecnología con más MW instalados en nuestro país, con datos de septiembre de 2022. Y de enero a noviembre, los datos de REE reflejan que la generación de este tipo de energía renovable solo está por detrás del ciclo combinado, la eólica, con un 10,5%.

Lo cual es posible debido a las condiciones climáticas de España, en el que hay 3.000 horas de sol al año porque somos uno de los países más soleados de toda Europa. Es decir, tenemos una de las mayores capacidades de generación de energía solar fotovoltaica del continente, lo que debe suponer un aliciente para aumentar su uso.

Por este motivo, desde POWEN queremos hacer una recopilación no solo por las energías renovables, sino por las energías menos contaminantes.

Las energías menos contaminantes

A continuación, explicamos cuáles son las energías que contaminan menos. Vamos a enumerarlas partiendo de la base de que las energías limpias son aquellas que se generan a partir de recursos naturales inagotables (el viento, el sol, el agua o la propia energía térmica de la Tierra) y que no contaminan y no dañan el medio ambiente en su proceso de generación.

Energía solar fotovoltaica

El uso de la luz solar para la generación de electricidad por medio de placas fotovoltaicas o energía solar es una de las menos contaminantes que hay. El motivo es la sostenibilidad de las placas solares para captar la energía solar y su transformación en electricidad, lo que la sitúa, además, entre las energías renovables más usadas en España.

Además, al contrario de lo que sucede con otros tipos de energías, la propia fabricación de los paneles fotovoltaicos no es un proceso contaminante y reduce al máximo la huella de carbono. A lo que hay que sumar la larga vida útil una vez instalados y la posibilidad de reciclarlos tras finalizar su uso. Lo cual es una ventaja añadida al hecho de que existen subvenciones y bonificaciones por su uso y permiten un gran ahorro económico a sus usuarios.

Energía eólica

En segundo lugar, podemos mencionar la energía eólica o generación eléctrica gracias a aerogeneradores que usan la fuerza del viento, tanto en tierra como en alta mar. A pesar de su ubicación en zonas no habitadas, tienen algunas más desventajas que la solar, debido a cómo las palas afectan al vuelo de las aves debido a los cambios que provocan en la presión atmosférica.

Por estos motivos, de manera directa no contamina, pero sí provoca ciertos perjuicios en la fauna.

Energía hidráulica

La energía hidráulica es la que usa la fuerza del agua para la generación de electricidad, ya esa en el mar o en presas, por citar dos ejemplos. Y a pesar de que partimos de la base de que no contamina en el proceso de dicha generación y que el agua no se agota para generar electricidad, las plantas hidráulicas o centrales hidroeléctricas sí tienen más impacto medioambiental que las otras dos mencionadas.

Una de las razones es la alteración del entorno natural, de los ecosistemas y de la biodiversidad de la zona donde está situada la central. Y otra también importante es que al necesitar grandes cantidades de agua, se corre el riesgo de disminuir los caudales de los ríos cercanos. Lo cual es negativo, sobre todo teniendo en cuenta, además, los periodos de sequía que estamos viviendo en los últimos años.

Energía geotérmica

Llamamos energía geotérmica al aprovechamiento de la energía térmica de la Tierra para la producción de electricidad. Esto quiere decir que es una energía limpia porque usa una fuente de energía inagotable, pero durante el proceso existe el riesgo de contaminación por varios motivos.

Uno de ellos es la posibilidad de que haya escapes de CO2 y otros gases de efecto invernadero (GEI). Así como el riesgo de contaminar las aguas de la zona donde se extrae la energía con amoníaco u otra sustancia. El riesgo no es que sea muy alto, pero siempre existe si se produce fugas o fallos en el propio proceso de captación de energía térmica.

Biomasa

La biomasa (materiales orgánicos que permiten la producción de bioenergía) es una energía renovable porque no agota los recursos, pero no es limpia. El motivo es que hace falta quemar esos materiales para producción energía y, por lo tanto, emite a la atmósfera gases contaminantes.

Eso sí, también hay que mencionar que las propias plantas que ayudan a generar permiten reducir en parte la emisión de gases, por lo que hay cierto equilibrio.

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.