Sí, siempre que el terreno esté calificado para explotación agrícola y habiendo tenido en cuenta la superficie disponible y la certeza de que no es una zona protegida.

Los comentarios están cerrados.