Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

19 julio 2021
Instalaciones fotovoltaicas en casas de campo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
instalaciones fotovoltaicas en casas de campo

Las instalaciones fotovoltaicas en casas de campo, haciendo uso de placas solares para el autoconsumo es una solución óptima para el ahorro de energía eléctrica y para el cuidado del entorno natural en el que se encuentra situada la vivienda.

Al no tener edificios cerca que puedan dar sombra, una casa de campo es el entorno ideal para la instalación de placas solares que aprovecharán la energía del sol convirtiéndola en corriente alterna. De esta forma podremos dotar a nuestra casa de campo de la energía necesaria para cubrir algunas de las necesidades más comunes, como iluminación, calefacción, sistemas de riego, climatización, etc. Todo ello sin necesidad de depender de que la red eléctrica llegue hasta la casa.

El óptimo dimensionamiento de la instalación fotovoltaica de una casa de campo irá siempre en función de los consumos que se esperen tener, ya que no es lo mismo que la casa de campo sea una segunda vivienda de uso ocasional o una vivienda habitual. Habrá que estudiar por lo tanto diversas características, tanto de la ubicación de la vivienda como de los hábitos de consumo, para comprobar qué tipo de instalación será la idónea y cuál será la inversión necesaria para las baterías, en el caso de precisarlas.

Instalación fotovoltaica en función del uso de la casa de campo

Tal y como hemos comentado anteriormente, hay que diferenciar el tipo de instalación fotovoltaica que deberemos adquirir en función de los perfiles de consumo según la utilización que se le vaya a dar a la casa de campo:

  • Uso durante todo el año: Habrá que dimensionar la instalación para que produzca la electricidad suficiente para cubrir la demanda energética anual. Para poder disponer de electricidad durante los días nublados será necesario instalar baterías suficientes para cubrir los días de baja generación energética. Cuando se vive todo el año se realizan los cálculos en base a los datos de radiación del peor mes del año, es decir, el mes con menor número de horas de sol marcará la potencia que se debe instalar para asegurar la generación eléctrica durante todo el año.
  • Uso durante los fines de semana: En este caso de lunes a viernes se generará electricidad pero no habrá consumo y solo durante sábado y domingo se generará electricidad y existirá consumo. Se deberá por lo tanto dimensionar una instalación de menor potencia. Cinco días a la semana estarán dedicados exclusivamente a cargar las baterías y los otros dos días no será necesario generar toda la energía que se va a consumir, ya que habrá mucha almacenada en las baterías.
  • Uso durante los fines de semana y verano: En este caso la vivienda en el campo se utiliza tanto los fines de semana como durante los meses de verano. Se deberá calcular la instalación en base a los datos de radiación en los meses de verano. Será una instalación de menor potencia que si la casa se usa solo los fines de semana.

Casas de campo sin conexión a red eléctrica

Puede suceder que una casa de campo carezca de conexión a la red eléctrica por lo que una instalación fotovoltaica será la solución perfecta para poder disponer de electricidad al mismo tiempo que cuidamos el medio ambiente. También puede darse el caso de que exista conexión pero queramos optar por una energía limpia y renovable como es la solar.

En ambos casos será necesario el uso de baterías para almacenar la energía producida por las placas para consumirla posteriormente cuando sea necesario. La instalación de estas baterías aumenta su coste e influye directamente en el dimensionado de la instalación fotovoltaica aislada de la casa de campo.

Una instalación solar fotovoltaica aislada es el sistema fotovoltaico que trabaja desconectado de la red eléctrica. Está compuesta por los paneles fotovoltaicos que son una fuente de generación de energía, por un regulador de carga, por un inversor y por un sistema de almacenamiento de energía que son las baterías.

En el caso de que la generación de electricidad de la instalación fotovoltaica sea insuficiente existen dos posibles soluciones:

  • Sobredimensionar la instalación aumentando la potencia de la instalación solar lo suficiente como para asegurarse de que nunca faltará energía.
  • Usar un equipo auxiliar que proporcione electricidad en momentos puntuales como por ejemplo un grupo electrógeno.

Beneficios de instalar placas solares en una casa de campo

Las placas solares son por lo tanto una solución muy eficiente y demandada para las casas de campo que se encuentran alejadas de los núcleos urbanos y que carecen de conexión a la red eléctrica.

Además, al instalar placas solares no solo dispondremos de electricidad en nuestra vivienda sino que también nos ahorraremos a medio y largo plazo una importante cantidad de dinero a la vez que cuidamos el medio ambiente y el propio entorno natural en el que se encuentra ubicada nuestra vivienda.

Al utilizar placas solares en una casa de campo no solo generamos nuestra propia energía sino que contribuimos a la sostenibilidad del medio ambiente ya que las placas quedarán perfectamente integradas en el entorno natural.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.