Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

22 octubre 2021
Instalaciones fotovoltaicas en comunidades de vecinos
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
instalaciones fotovoltaicas en comunidades de vecinos

Cada vez son un mayor número de comunidades de vecinos las que buscan un tipo de autoabastecimiento energético sostenible en el que además se tenga presente el cuidado del medioambiente al disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera que provienen de los combustibles fósiles. El alto precio de la luz ha animado a muchas comunidades que todavía dudaban si dar el salto a la energía solar, optando por llevar a cabo una instalación fotovoltaica en su comunidad de vecinos y por vivir en un hogar en el que primen las energías renovables y limpias.

Gracias a la instalación de paneles solares en las comunidades de vecinos, junto con baterías o acumuladores solares, se consigue el autoconsumo eléctrico. De esta forma no se depende energéticamente de terceros, y no solo eso, sino que también se consigue un importante ahorro en la factura mensual de electricidad.

Sin embargo, las instalaciones fotovoltaicas en comunidades de vecinos, no son iguales a las que se encontrarían en una vivienda individual. Por este motivo es importante conocer de qué se trata este tipo de instalación, qué beneficios ofrece y cómo se diferencia de los demás tipos de instalaciones. Este tipo de instalaciones para comunidades de vecinos, son sistemas complejos que se encuentran diseñados para cumplir con la demanda de un grupo grande de personas. Por este motivo, los equipos que compongan el sistema deberán ofrecer una capacidad de producción acorde a una alta demanda.

Diferencias entre las instalaciones solares en comunidades de vecinos y en viviendas individuales

Aunque no son muchas las diferencias que existen entre las instalaciones solares en comunidades de vecinos y las de hogares individuales, las que existen son llamativas e importantes. Las diferencias más significativas son:

  • La gestión de permisos y trámites legales es más complicada en las comunidades de vecinos.
  • La inversión económica es mucho mayor en las comunidades de vecinos, no obstante puede ser fraccionada en partes iguales y compartida por cada beneficiario de la comunidad.
  • En las comunidades se necesitan más equipos que los que se requieren para una instalación de una única vivienda, por lo que es básico disponer de mayor espacio.

Beneficios de las instalaciones de energía solar en comunidades de vecinos

Cualquier tipo de instalación solar, sea del tipo que sea, aporta un sinfín de ventajas para sus usuarios. Por este motivo, si hemos decidido instalar placas fotovoltaicas en nuestra comunidad de vecinos deberemos conocer algunos de los aspectos positivos más relevantes que nos va a aportar este tipo de instalación:

  • Reducción de los niveles de contaminación generados por la producción de energía eléctrica mediante sistemas convencionales.
  • Autoabastecimiento energético sostenible gracias a los recursos de la naturaleza inagotables y gratuitos.
  • Aumento del valor de la comunidad de vecinos en general y de las viviendas que la forman.
  • Importante ahorro de dinero en impuestos y facturas de electricidad.
  • Al tratarse de un sistema de autoconsumo aislado, no estamos expuestos a aumentos en las tarifas de electricidad ni a fallos y caídas de la red eléctrica.
  • Brinda la posibilidad de instalar sistemas de bombeo de agua, de calefacción y de abastecer los electrodomésticos de cada hogar.
  • Permite a comunidades ubicadas en zonas rurales y totalmente aisladas, acceder a servicios como la electricidad.

Permisos necesarios para la instalación de paneles solares en comunidades de vecinos

Los permisos para la instalación de placas solares en edificios se dividen en dos grandes grupos, permisos previos a la instalación y trámites posteriores.

Permisos previos a la instalación:

  • Diseño del sistema de la instalación: En el caso de grandes instalaciones como es el caso de una comunidad de vecinos, se debe presentar un proyecto.
  • Permiso de acceso y conexión: Necesario cuando las instalaciones superan los 15kWn y vierten excesos de electricidad.
  • Licencia de obra e impuestos (ICIO y tasa urbanística): La licencia de obra e impuestos son obligatorios y en la mayor parte de los casos tan solo es necesario avisar el Ayuntamiento sobre la ejecución de la obra. También hay que abonar el Impuesto de Construcción y Obras (ICIO) y la tasa por prestación de servicios urbanísticos. Tanto el ICIO como el IBI son bonificables.
  • Autorización administrativa previa y de construcción: Obligatoria para instalaciones fotovoltaicas mayores de 100kWp.
  • Autorización ambiental y de utilidad pública: Obligatoria para instalaciones mayores de 100kWp.

Trámites posteriores a la instalación:

  • Certificado de fin de obra: Certifica la correcta ejecución de la obra y es obligatorio presentarlo ante la Comunidad Autónoma o ayuntamiento competente.
  • Inspección inicial e inspecciones periódicas: Se realiza por un Organismo de Control Autorizado (OCA). En el caso de las instalaciones de menos e 10kW no son obligatorias.
  • Registro de la instalación de autoconsumo en Industria.
  • Contrato de acceso para la instalación de autoconsumo.
  • Contrato de suministro de energía para servicios auxiliares.
  • Contrato de compensación de excedentes.
  • Contrato de representación.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.