Una casa, el lugar ideal para una instalación fotovoltaica

01

Incremento del valor del inmueble

Al disponer de una instalación fotovoltaica para el autoconsumo, el inmueble aumenta su valor de forma considerable cuando queramos venderlo posteriormente. Una casa que no dependa en su totalidad de la red eléctrica, no solo permite reducir el gasto en la factura mensual sino que será mucho más atractiva en el mercado de segunda mano al tratarse de una casa respetuosa con el medioambiente.

02

Posibilidad de vender los excedentes

La modalidad de autoconsumo individual o compartido con excedentes, sujetos o no a compensación, permite inyectar los excedentes a la red eléctrica, recibiendo a cambio una retribución acordada con la empresa distribuidora. En caso de no querer compensación, podremos vender la energía no utilizada al precio del mercado. La rentabilidad de esta última dependerá de la potencia de la instalación y de la cantidad de electricidad sobrante.

venta de excedentes de la energía solar generada en casas

03

Fácil y rápida instalación

Las instalaciones fotovoltaicas en casas son sencillas y rápidas de realizar, ya que se dispone libremente del tejado de la casa para la colocación de los paneles, sin necesidad de tener que pedir permisos a una comunidad de vecinos. Tan solo es necesario contar con una superficie libre de sombras. En caso de no haber suficiente espacio en el tejado, la instalación puede llevarse a cabo sobre el terreno.

sencilla instalación de placas solares en casas

04

Ideal para casas aisladas

En casas aisladas de la red eléctrica, la energía solar fotovoltaica con baterías para almacenamiento, es una alternativa muy atractiva, ya que evita tener que llevar el tendido eléctrico hasta la casa, lo que la encarecería mucho e incluso en muchos casos sería inviable. Gracias a la energía solar se puede abastecer cualquier consumo eléctrico, incluyendo calefacción, aire acondicionado y agua caliente sanitaria mediante el uso de aerotermia.

Ahorro y amortización de los paneles solares en casas

Gracias a la instalación de paneles solares podemos llegar a conseguir un ahorro de un  40-60% anual en la factura de la luz de una casa, porcentaje que varía en función del tamaño y las características de la instalación.

El tiempo de amortización medio y habitual de las placas solares instaladas en una casa oscila entre los 6 y 9 años. Los factores más importantes que influyen a la hora de calcular el periodo de amortización son los siguientes:

  • Porcentaje de autoconsumo. A mayor cantidad de energía consumida por los paneles solares, más breve será el periodo de amortización.
  • Características de la instalación. La ubicación geográfica de la casa y las características de la instalación influyen de forma directa en el tiempo que tarda en recuperarse la inversión.
  • Subvenciones para autoconsumo. Diversas ayudas para placas solares pueden llegar a cubrir hasta el 50% de la inversión, lo que supone que el periodo de recuperación se reduzca a la mitad.

A mayor potencia instalada el periodo de amortización será más rápido.

Ayudas y bonificaciones

Existe un importante paquete de ayudas otorgadas desde Europa para la instalación de placas solares para fomentar el autoconsumo en casas y que son gestionadas por cada Comunidad Autónoma. Hay tres categorías de ayudas: al autoconsumo, para baterías y para climatización renovable. Dentro de estas encontramos seis programas que determinan quién puede solicitarlas y cuáles son las cuantías destinadas a cada una de ellas. El cuarto y el quinto programa son los que afectan directamente a la energía fotovoltaica en el sector residencial:

  • Autoconsumo y almacenamiento en el sector residencial, el sector público y el tercer sector, donde se destinan 215 millones, 15 millones de los cuales serán para almacenamiento, es decir baterías.
  • Incorporación de almacenamiento en autoconsumos del sector residencial, sector público y tercer sector, con 5 millones presupuestados.

 

Estas ayudas al autoconsumo son limitadas, por lo que se otorgan por orden de presentación hasta que se agoten y consisten en:

  • Con una potencia pico menor de 10kWp, los importes son de 600€ por cada kWp de la instalación y 490€ por kWh en la batería. 
  • En el caso de las instalaciones más grandes de 10kWp, las ayudas oscilan entre 450€ y 300€ por kWp instalado.
  • En los municipios de menos de 20.000 habitantes en suelo no urbano y 5.000 en suelo urbano, a las sumas mencionadas se le tienen que sumar ayudas adicionales de 55€/kWp en la instalación y 15€/kWh en la batería.

¿Cumples los requisitos? Solicita las ayudas ya

Las ayudas pueden ser solicitadas desde el 16 de noviembre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023.

Requisitos más importantes de estas ayudas:

  • Poder medir la producción y el consumo. 
  • La producción del sistema podrá superar, como máximo, un 25% el consumo anual. 
  • La factura de instalación debe tener fecha posterior al 30 de junio de 2021.
  • En el caso de las baterías, como máximo, podrán tener el doble de capacidad la potencia del inversor solar.

 

A estas ayudas habría que sumarle los incentivos y beneficios fiscales que muchas administraciones públicas: ayuntamientos, diputaciones o comunidades autónomas ofrecen para instalar placas solares en casas.

Estas ayudas y bonificaciones pueden variar según comunidad autónoma.

Financiación

En POWEN ofrecemos diferentes soluciones financieras para que puedas llevar a cabo tu instalación fotovoltaica.

Al mismo tiempo y dependiendo de tu comunidad y ayuntamiento, podrás obtener diversas ayudas para amortizar la instalación, ya que muchos ayuntamientos proporcionan bonificaciones de hasta el 50% del IBI y del 95% del ICIO. Desde POWEN nos encargamos de toda la gestión.

Cantidad de placas solares que necesita una casa

El número de placas que necesita instalar una casa depende del consumo anual de las personas que viven en el inmueble. Teniendo en cuenta que se dan todas las condiciones necesarias y favorables para llevar a cabo el proyecto, una instalación fotovoltaica promedio necesita aproximadamente entre seis y ocho placas solares. Es fundamental dimensionar la instalación fotovoltaica de forma adecuada para obtener la máxima rentabilidad y minimizar el periodo de amortización.

A la hora de establecer la dimensión de una instalación de autoconsumo en una casa debemos tener en cuenta los siguientes factores:

  • La orientación e inclinación de los paneles solares. Deben estar correctamente dirigidos hacia el sur y con un ángulo de inclinación que optimice la producción fotovoltaica en función del lugar en el que se encuentran.
  • Situación geográfica de la casa. La cantidad de horas solares que recibe una determinada zona influye en la producción energética de la instalación solar.
  • Superficie disponible. Es necesario disponer de suficiente espacio para llevar a cabo la instalación sabiendo que cada panel solar tiene un tamaño de aproximadamente dos metros cuadrados.

Normativas

La normativa que regula el tema de condiciones para el autoconsumo de energía eléctrica es el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril. Dicha norma establece las características y requisitos técnicos, administrativos y económicos del autoconsumo para las instalaciones con una potencia inferior a 100KW.

Revisado el 3 de mayo de 2022

Dentro de este tipo de instalaciones pueden existir en las casas, instalaciones para autoconsumo con o sin excedentes. En el caso de instalaciones privadas en una casa con excedentes, éstos se pueden volcar en la red eléctrica, compensándose el montante en el recibo de la luz al precio establecido.

Casos de éxito

Referencias

Consulta todos los detalles sobre las ayudas y subvenciones expuestas en esta página.

Algunas respuestas

TENGO MÁS DUDAS

La venta de energía solar procedente del autoconsumo es una interesante opción para todas las casas que generan energía solar sobrante. La instalación de paneles solares permite comercializar los excedentes de autoconsumo que se han obtenido con la energía fotovoltaica. 

El tipo de autoconsumo que se suele recomendar para una casa es el mecanismo de compensación simplificada de excedentes. Esta modalidad permite que los sistemas de autoconsumo obtengan un descuento en la factura de la luz por los kilovatios producidos y no consumidos. En este caso, el precio que se recibirá de la energía sobrante dependerá de si el usuario está acogido al mercado regulado que marca el gobierno o al mercado libre pactado con la comercializadora.

Si solo se pueden instalar los paneles fotovoltaicos en el tejado deberemos tener en cuenta las dimensiones de éste para asegurarnos de que disponemos del suficiente espacio. Por el contrario, si se dispone de terreno, se pueden montar en otros lugares aunque hay que tener en cuenta que su instalación es fija.