Un piso, el lugar ideal para una instalación fotovoltaica

01

Mantenimiento mínimo

Los paneles solares están fabricados con materiales muy duraderos y diseñados para estar expuestos a circunstancias climáticas adversas. Suelen ofrecer una garantía de 25 años de garantía, y llegar a tener una vida útil de unos 30 años. Además, requieren de muy poco mantenimiento, tan solo será necesaria una o dos revisiones y limpiezas anuales.

mantenimiento de las instalaciones fotovoltaicas en pisos

02

Reducir las facturas de electricidad

El uso de energía solar además de económico, supone un importante ahorro en las facturas de electricidad. La denominada electricidad verde puede combinarse con el uso de energía eléctrica convencional o sustituirla por completo. Debido a que la vida útil de los paneles solares es de alrededor de 30 años, esto puede significar un gran ahorro para nuestro hogar a largo plazo.

ahorra en la factura de la luz con energía solar

03

Control en tiempo real de consumo y coste

Gracias a la instalación de placas solares POWEN se puede llevar un control y monitorización de la energía en tiempo real para conocer el ahorro y el tiempo de retorno de la inversión realizada. Al controlar el gasto en energía al minuto es más fácil poder ahorrar energía.

ahorro energético con placas solares en pisos

04

Sostenibilidad

Instalando placas solares para el autoconsumo en nuestro piso contribuimos al cuidado del medioambiente. Cada vez son más los hogares que tienen en cuenta criterios de sostenibilidad y que apuestan por el uso de energías renovables, como es el caso de la energía solar. Instalar placas solares en un piso, además de suponer una importante fuente de ahorro, también hace que aumente su valor de cara a una venta posterior.

mejora de la sostenibilidad ambiental con paneles solares en pisos

Ahorro y amortización

Los hábitos de consumo de los hogares junto con las características de este tipo de inmuebles, hacen que se pueda llegar a producir un ahorro considerable al instalar placas solares que puede llegar al 40-50%.

La instalación fotovoltaica en un piso se amortiza de forma muy rápida, entre los 3 y los 6 años posteriores a su montaje.

Ayudas y bonificaciones

Existe un importante paquete de ayudas otorgadas desde Europa para la instalación de placas solares en un piso para fomentar el autoconsumo y que son gestionadas por cada Comunidad Autónoma. Hay tres categorías de ayudas: al autoconsumo, para baterías y para climatización renovable. Dentro de estas encontramos seis programas que determinan quién puede solicitarlas y cuáles son las cuantías destinadas a cada una de ellas. El cuarto y el quinto programa son los que afectan directamente a la energía fotovoltaica en el sector residencial:

  • Autoconsumo y almacenamiento en el sector residencial, el sector público y el tercer sector, donde se destinan 215 millones, 15 millones de los cuales serán para almacenamiento, es decir baterías.
  • Incorporación de almacenamiento en autoconsumos del sector residencial, sector público y tercer sector, con 5 millones presupuestados.

 

Estas ayudas son limitadas, por lo que se otorgan por orden de presentación hasta que se agoten y consisten en:

  • Con una potencia pico menor de 10kWp, los importes son de 600€ por cada kWp de la instalación y 490€ por kWh en la batería. 
  • En el caso de las instalaciones más grandes de 10kWp, las ayudas oscilan entre 450€ y 300€ por kWp instalado.
  • En los municipios de menos de 20.000 habitantes en suelo no urbano y 5.000 en suelo urbano, a las sumas mencionadas se le tienen que sumar ayudas adicionales de 55€/kWp en la instalación y 15€/kWh en la batería.

No dudes en solicitarlas si cumples los requisitos

Las ayudas pueden ser solicitadas desde el 16 de noviembre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023.

Requisitos más importantes de estas ayudas:

  • Poder medir la producción y el consumo. 
  • La producción del sistema podrá superar, como máximo, un 25% el consumo anual. 
  • La factura de instalación debe tener fecha posterior al 30 de junio de 2021.
  • En el caso de las baterías, como máximo, podrán tener el doble de capacidad la potencia del inversor solar.

 

A estas ayudas habría que sumarle los incentivos y beneficios fiscales que muchas administraciones públicas: ayuntamientos, diputaciones o comunidades autónomas ofrecen para la instalación de placas solares en pisos.

Estas ayudas y bonificaciones pueden variar según comunidad autónoma.

Financiación

En POWEN te ayudamos a financiar la instalación fotovoltaica de tu piso. Desde POWEN te asesoramos sobre la posibilidad de conseguir ventajas fiscales, independencia eléctrica y compensaciones por excedente de producción.

Además, si produces más energía de la que consumes podrás venderla y recibirás una compensación económica al final de mes en tu factura.

Recomendaciones antes de instalar paneles solares en pisos

Antes de instalar placas solares para el autoconsumo en un piso, deberemos tener en cuenta los siguientes factores:

  • Consumo de energía. Antes de decidirte por la instalación de módulos solares en el piso es imprescindible conocer la energía que consumimos consultando el recibo de la luz. En base a ello, podremos determinar el número de paneles que son necesarios.
  • Espacio disponible. El espacio donde se va a realizar la instalación es fundamental, por lo que tendremos que analizar de cuántos metros cuadrados disponemos y comprobar que el estado del suelo es el correcto y que aguantará el peso de los paneles.
  • Orientación. Un factor esencial a considerar ya que no se podrán colocar paneles solares en una zona sin sol o con sombras. 

Normativas

La normativa que regula el tema de condiciones para el autoconsumo de energía eléctrica es el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril. Dicha norma establece las características y requisitos técnicos, administrativos y económicos del autoconsumo para las instalaciones con una potencia inferior a 100KW.

Revisado el 28 de abril de 2022

Dentro de este tipo de instalaciones pueden existir instalaciones para autoconsumo con o sin excedentes.

En el caso de instalaciones privadas en un piso con excedentes, éstos se pueden volcar en la red eléctrica, compensándose el montante en el recibo de la luz al precio establecido.

Casos de éxito

Referencias

Consulta todos los detalles sobre las ayudas y subvenciones expuestas en esta página.

Algunas respuestas

TENGO MÁS DUDAS

No tendríamos ningún problema en instalar placas solares ya que la terraza es un espacio privativo (privado) de nuestra vivienda, por lo que no necesitaríamos el permiso de la comunidad para instalar nada, siempre y cuando no afectase a la fachada. Tan solo sería necesario tener el permiso de obra de nuestro ayuntamiento y la legalización de la instalación. Cualquier tipo de modificación de la red eléctrica debe aprobarse y registrarse en Industria y para ello hay que contratar a una empresa instaladora autorizada, que primero nos haga el correspondiente informe.

Hay que tener en cuenta que cada placa suele tener entre 1,5 y 2 m2 de superficie. Se estima que una instalación eficaz para una familia media suele ser de 1,5 a 2,5 kW, lo que implica instalar entre 6 y 8 placas solares. A su vez, las placas no deben tener problemas de sombra durante la mayor parte del día.

Sí se puede hacer, aunque debido a que la terraza superior del edificio es una zona comunitaria, primero tendremos que pedir el correspondiente permiso a la comunidad de vecinos. Para obtener su aprobación, hay que hacer una solicitud formal con todos los detalles del proyecto de instalación y para que nos otorguen el permiso, deberá acudir a la reunión al menos la mitad de los propietarios del bloque. Si no se consigue, se puede proponer una votación no presencial posterior, en la cual tendremos que obtener una mayoría simple a favor para poder realizar la instalación.