Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

26 mayo 2021
Consejos básicos para el mantenimiento de los paneles solares
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
mantenimiento de paneles solares

Llevar a cabo un correcto mantenimiento de las placas solares de una instalación fotovoltaica es un elemento imprescindible si queremos obtener un rendimiento óptimo de la instalación así como prolongar su vida útil. 

Todos los paneles solares, sean del tipo que sean, requieren de un correcto y periódico mantenimiento de la vivienda.  


Efectuar una limpieza adecuada de las placas solares, comprobar el estado de los componentes de la instalación, monitorizar su rendimiento o controlar el inversor solar, son algunos aspectos fundamentales que deberemos tener siempre en cuenta. 


Los paneles solares suelen tener una vida útil de unos 25 o 30 años. Un mantenimiento regular de estos, consigue que el sistema fotovoltaico funcione siempre a pleno rendimiento y se aproveche al máximo la energía que brinda el sol. 


Unos paneles solares limpios son más eficientes 

Un factor clave en el mantenimiento de los paneles solares es que siempre estén limpios. Simplemente con el agua de la lluvia los paneles pueden limpiarse, pero también es conveniente limpiarlos de forma manual al menos entre una y dos veces al año para eliminar los restos de suciedad más persistentes. 

 

Unos paneles solares sucios absorben menos cantidad de energía solar y por consiguiente son mucho menos eficientes, generando hasta un 30% menos de energía que un panel limpio. 


Pero ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de limpiar un panel solar? 


  • No deberemos utilizar jamás sustancias abrasivas y que puedan dañar la superficie del panel solar. 
  • Al efectuar la limpieza hay que tener mucho cuidado con no rayarlos arrastrando restos de arena o gravilla, por este motivo no se deben limpiar nunca en seco

  • Utilizar un trapo húmedo y un jabón suave neutro.  
  • Conviene evitar el agua calcárea ya que la cal puede dejar manchas blancas.  
  • No usar disolventes

En cualquier caso debido a su difícil acceso y a su complejidad técnica, es recomendable que esta tarea sea llevada a cabo por una empresa especializada.


Verificación visual

El mantenimiento periódico de la instalación fotovoltaica es una tarea que debe ser encomendada a una empresa especializada, ya que ello repercute en la prolongación de la vida útil de ésta.


No obstante, conviene que los usuarios inspeccionen de forma visual de vez en cuando los paneles, ya que hay ciertas anomalías que pueden saltar a la vista y que pueden tener una fácil solución si se atajan a tiempo. 


Control y monitorización del rendimiento

Una tarea más dentro de las labores de mantenimiento de los paneles solares es la comprobación de que su rendimiento es el óptimo y si se está obteniendo toda la energía solar posible. 


Para poder obtener esta información nos ayudaremos del inversor solar, el cual proporciona datos muy útiles sobre el rendimiento de la instalación. A su vez, algunas empresas instaladoras ofrecen aplicaciones móviles que recogen datos sobre el rendimiento. 


Utilizando estas herramientas, cuando se produzca alguna variación extraña en el rendimiento de la instalación y se podrá actuar al momento.


Inversor solar 

El inversor solar es un elemento fundamental a la vez que muy delicado en la instalación fotovoltaica y que nos proporciona una información básica sobre el rendimiento del sistema. 


Por este motivo es esencial llevar a cabo un correcto mantenimiento de este elemento.  


Mantenimiento de otros elementos de la instalación

El correcto funcionamiento de los paneles solares está también directamente relacionado con el mantenimiento de otros elementos de la instalación. Cada instalación solar tiene sus propias particularidades.

 

Es importante realizar revisiones al menos una vez al año del depósito de acumulación, ya que contiene partes esenciales para la captación y transformación de la energía solar.  


También conviene repasar el estado de las gomas aislantes y revisar si existen daños estructurales, como fisuras, fugas, roturas o desperfectos provocados por mal tiempo. 


En el caso de que nuestra instalación fotovoltaica tenga baterías, deberemos además realizar una serie de mantenimientos específicos: 


  • Limpieza exterior de las baterías y revisión de desperfectos al menos una vez al año. 
  • Comprobación de las conexiones, que estén en buen estado y fijadas, localizar posibles zonas deterioradas, etc. 
  • Comprobación unas cinco veces al año de que los niveles de agua sean los correctos. 

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Explorar temas

Main
WhatsApp