Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

19 octubre 2022

Rentabilidad de un coche eléctrico

Jaime Mateo
Jaime Mateo

Responsable de Producto

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Rentabilidad del coche eléctrico

Antes de analizar la rentabilidad de un coche eléctrico, conviene prestar atención al momento económico y la crisis energética y de suministros desencadenada en los últimos meses. Los carburantes han subido de forma exponencial en el último año en todo el mundo, provocando una gran crisis en la que incluso el Gobierno de nuestro país ha tenido que intervenir tomando medidas drásticas, como la ayuda de 20 céntimos de euro por litro repostado hasta el 31 de diciembre de este año 2022.

Pero al mismo tiempo también se ha producido un espectacular aumento del precio de la electricidad, lo que nos lleva a preguntarnos si en la actualidad es rentable adquirir un coche eléctrico. Hace unos años tener un coche eléctrico en lugar de una solución era casi un problema debido a la falta de infraestructuras necesarias para la carga, pero este inconveniente hoy en día está resuelto y cada vez es más sencillo hacerse con estaciones de carga ultra rápida para coches eléctricos.

Según diversos estudios, un coche eléctrico es más rentable a cinco años vista que uno equivalente de combustión, con un 50 % menos de coste de funcionamiento. Cuantos más años transcurren, la diferencia es más notable. Entre las razones de esta diferencia, se encuentra que la mecánica de los coches 100% eléctricos es más sencilla y disponen de menos elementos susceptibles de desgaste. Además, suelen pagar tarifas más baratas en aparcamientos y vías de peaje, y su Impuesto de Circulación es más barato en la mayor parte de localidades.

No obstante, antes de comprar un coche eléctrico conviene hacer un estudio sobre el uso que le vamos a dar y sobre el tiempo que se tardará en amortizar la inversión respecto a un coche de combustión de características similares. Veamos a continuación algunas cuestiones a tener en cuenta antes de adquirir un coche eléctrico para saber si va a ser rentable o no.

¿Cuánto menos contamina un coche eléctrico?

Hay que tener en cuenta que la producción de un coche eléctrico implica más polución asociada que la de uno de combustión debido a la fabricación de las baterías. Pero a lo largo de la vida útil del vehículo esto se compensa con su ausencia de emisiones.

Los coches eléctricos no tienen emisiones locales (las que salen por un tubo de escape), pero es cierto que para generar la electricidad necesaria que los alimenta se emite CO2 en menor o mayor medida en función de la fuente de energía. Un coche eléctrico emite indirectamente 25,3 gramos de CO2 por kilómetro en un cálculo aproximado. Decimos indirectamente porque ningún coche eléctrico emite CO2 de manera directa cuando circula, lo que los hace ideales para la calidad del aire en las ciudades.

Un coche de gasolina medio emite 5,9 veces más CO2 que un coche eléctrico, y la huella de carbono resultante de quemar un litro de gasolina es bastante más elevada que la de un coche eléctrico. Además, la combustión de hidrocarburos lleva asociada también la emisión de monóxido de carbono (CO), óxidos de nitrógeno (NOx), partículas de hollín (PM), hidrocarburos (HC) y dióxido de azufre (SO2).

Comparación coche eléctrico versus convencional

Para saber si un coche eléctrico es rentable o no deberemos comparar algunos aspectos con los coches convencionales:

Precio

Un coche eléctrico supone una media de entre 5000 y 15000 euros más de precio, en función del modelo. No obstante, con las ayudas estatales, esta cantidad puede reducirse considerablemente. Este sobrecoste se puede llegar a amortizar con el ahorro en combustible, por lo que cuantos más kilómetros le hagamos más rentable será.

Coste del combustible

Si hace unos años ya sabíamos que un coche eléctrico era más eficiente frente a los de combustión, en la actualidad y debido al elevado precio de la gasolina y el diésel, esta idea se reafirma.

Recorrer 100 kilómetros con un vehículo eléctrico tiene un coste aproximado de 13kWh, mientras que un coche convencional que tenga un consumo de 5 litros por cada 100 kilómetros, se necesitarían 45 kWh para hacerlo. Por lo que un coche de combustible tendrá un coste cinco veces superior.

Autonomía

Este es el punto débil de los coches eléctricos, aunque cada vez los fabricantes lo van solventando mejor. Los nuevos modelos de coches eléctricos tienen hasta 500 ó 600 kilómetros de autonomía. Además, cada vez existe un mayor número de puntos de recarga extendidos a lo largo y ancho de todo el país, lo que permite recorrer muchos kilómetros de manera cómoda y segura.

Punto de recarga

Cada vez es mayor el número de puntos de recarga, aunque lo ideal es disponer de él en el domicilio. Según la Instrucción Técnica Complementaria (ITC) BT-52, los parkings públicos tienen que instalar una estación de recarga de coches eléctricos por cada 40 plazas disponibles.

Reparaciones

Los coches eléctricos no tienen muchos de los componentes que sí tienen los de combustión, como correas, aceite, filtros, etc. Por este motivo las averías son menores y menos frecuentes, así como menor su coste de mantenimiento.

Aparcamiento

En las grandes ciudades, los coches eléctricos disponen de muchas ventajas, como aparcamiento gratuito en la calle en zona de estacionamiento regulado o plazas con recarga gratuita en centros comerciales, o acceso sin restricciones a las zonas de bajas emisiones. Esto supone un gran ahorro a lo largo de los años.

Impuestos

En algunas provincias de nuestro país los vehículos eléctricos disfrutan de ventajas fiscales, con descuentos en el Impuesto de Circulación que pueden llegar a alcanzar el 75%.

Sostenibilidad

El compromiso de cada conductor y de la sociedad con el medio ambiente es cada vez mayor. Así, no es extraño que un factor como la contaminación y las emisiones de CO2 sean un factor determinante a la hora de tomar una decisión como la compra de coche.

A modo de conclusión, podemos decir que adquirir un coche eléctrico en la actualidad es rentable, ya que a la larga supone un ahorro considerable al mismo tiempo que cuidamos del medio ambiente.

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.