Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

18 febrero 2022

Tipos de tecnología de almacenamiento 

POWEN
POWEN
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Tecnologías de almacenamiento

La energía que generamos a través de una instalación fotovoltaica puede ser almacenada mediante el uso de baterías especiales instaladas en el propio sistema. Esta electricidad que almacenamos podrá ser posteriormente utilizada en función de la demanda de cada momento. Los paneles solares generan electricidad de forma constante por lo que es necesario disponer de sistemas para acumular esa energía eléctrica producida y no consumida y poder utilizarla en el momento en el que sea necesaria. 

Los diversos tipos de tecnologías de almacenamiento de energía solar son elementos claves en cualquier sistema fotovoltaico, ya que permiten aprovechar toda la energía solar, que transformaremos en electricidad, sin que se pierda nada. El almacenamiento de energía eléctrica es un proceso esencial que tiene lugar en casi todas las instalaciones fotovoltaicas, y que permite disponer de un sistema para almacenar la energía que no se consume y así poder utilizarla posteriormente. 

Las baterías son el elemento de una instalación fotovoltaica de autoconsumo que permiten obtener independencia energética gracias a la acumulación de energía eléctrica

Una importante ventaja de las baterías es la posibilidad de desconectarte de la red eléctrica para que el inmueble sea independiente a nivel energético. Otros beneficios que aportan son que no emiten casi contaminación al medio ambiente, su larga vida útil (hasta unos 15 años) y que permiten incrementar la energía consumida de los paneles solares y reducir la factura de la luz. Respecto a la vida de las baterías hay que destacar que por debajo del 80% de la vida útil de la batería, esta sigue funcionando, garantizando el almacenamiento energético. 

Funcionamiento de una batería para una placa solar  

Como acabamos de comentar, una batería fotovoltaica es un elemento que permite almacenar la energía que se genera gracias a las placas solares durante las horas de sol, para poder utilizarla cuando no sea posible producir energía. como por ejemplo en días nublados o durante las noches. De esta forma, dispondremos de electricidad en todo momento, incluso cuando las placas solares no están funcionando. 

La batería solar está compuesta por una o varias celdas electroquímicas mediante las cuales se convierte la energía química en electricidad. Las celdas tienen un electrodo positivo y otro negativo, además de electrolitos que permiten el movimiento de los iones entre los dos electrodos para facilitar el flujo de la corriente fuera de la batería. 

Tipos de baterías para placas solares 

Existen diversos tipos de baterías para placas solares en función de la tecnología de almacenamiento empleada así como en función de la potencia o número de voltios de la batería. Dependiendo del tipo de instalación fotovoltaica de que dispongamos interesará colocar un tipo u otro de batería solar. 

El modelo más habitual, recomendable y económico para utilizar en instalaciones solares de baja y media potencia donde se utilizan aparatos eléctricos simples y sin motor (luces, microondas, televisión….), son las baterías solares monoblock. En caso de necesitar utilizar las baterías en dispositivos más complejos y con motor (lavadoras, bombas de agua, etc.), se recomienda la utilización de otro tipo de baterías como es el caso de las baterías AGM y baterías de GEL. Éstas están selladas y se componen de un electrolito gelidificado que hace que tengan mayor rendimiento y no necesiten mantenimiento, además están fabricadas en formato monoblock. Estas baterías son capaces de soportar sin problemas altos picos de arranque de cualquier electrodoméstico por lo que son las ideales para ser utilizadas con cualquier tipo de aparato eléctrico. 

Otro tipo de baterías son las baterías estacionarias OPzS, las baterías estacionarias OPzV y las baterías estacionarias TOPzS, formando todas ellas parte de la gama que denominamos estacionaria. Este tipo de baterías ofrece vasos independientes de 2V cada una. Mediante los conectores los vasos se van conectando entre sí, formando sistemas de 12V, 24V o 48V.

Se suelen utilizar en aquellas instalaciones grandes que necesitan baterías con una duración mayor que las de GEL o baterías AGM, ya que ofrecen una gran resistencia para ciclos continuos de carga-descarga y cuentan con una duración aproximada de 20 años. Este modelo necesita un mantenimiento de rellenado cada dos años y ubicarse en un lugar ventilado, ya que se trata de un modelo de batería abierta. 

Además, el modelo OPZV dispone de electrolito gelidificado que hace que se transforme en una batería estacionaria totalmente sellada y sin mantenimiento, contando con las ventajas de una batería estacionaria OPzS. Razón por la cual se pueden colocar en posición vertical u horizontal. Su duración es de entre 15 y 20 años. Este tipo de baterías tiene un coste más alto pero compensa la inversión que se hace en ellas debido a su vida útil.  

Las baterías estacionarias son recomendables para su uso en viviendas, fincas o instalaciones de uso diario, donde previamente se conozcan los consumos que se van a realizar. En aquellas instalaciones de tamaño medio donde se prevean ampliaciones de cara al futuro, es más recomendable instalar baterías de GEL o AGM. 

¿Qué tipo de batería escoger? 

El que nos decantemos por una u otra batería dependerá de diversos factores: 

  • Del tamaño que tenga nuestra instalación solar.
  • Del tipo y cantidad de aparatos eléctricos que se conecten a dicha instalación.
  • Del poder adquisitivo de cada hogar.

Es por lo tanto muy importante tener en cuenta las características de cada batería ya que la utilización de una que no sea adecuada, provocará que a corto plazo tengamos que instalar nuevas baterías y nuestra primera inversión no sirva para nada.  

Al mismo tiempo es importante que cuidemos al máximo las baterías, para poder alargar su vida útil ya que son la parte más costosa y delicada de una instalación fotovoltaica. 

Si tienes cualquier duda sobre el tipo de batería que más conviene a tu instalación de paneles solares para el autoconsumo ponte en contacto con los profesionales de POWEN. Estaremos encantados de atenderte y explicarte la mejor opción para tu hogar. Con POWEN tendrás el aliado perfecto para ayudarte en términos de sostenibilidad y eficiencia. 

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.