Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Sostenibilidad

   |   

30 agosto 2021
Viviendas autosuficientes sostenibles
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
viviendas autosuficientes y sostenibles

Una vivienda autosuficiente y sostenible es aquella que no depende de ninguna de las energías renovables para satisfacer el consumo del hogar. Pero si deseamos vivir en una vivienda autosuficiente y sostenible desde el punto de vista medioambiental, es necesario además que llevemos a cabo una serie de acciones que optimicen los recursos que consumimos y que reduzcan el impacto de nuestros actos diarios sobre la naturaleza.

Una vivienda autosuficiente puede ser además ecológica, es decir, que aproveche los recursos naturales como pueden ser el sol, el agua, el viento o la tierra, respetando en todo momento el entorno, tanto durante la construcción de la propia vivienda como una vez finalizada. Su diseño deberá ser por lo tanto, bioclimático y respetuoso con el medioambiente.

En la actualidad ya son muchos los edificios y casas que se construyen siguiendo una serie de directrices que tienen en cuenta el factor de la autosuficiencia energética y la sostenibilidad. Hogares inteligentes en los que prima el cuidado del entorno y la reducción en todos sus consumos, generando nuevos hábitos que heredarán las generaciones venideras. Estas viviendas disponen de las últimas tecnologías para crear, almacenar y ahorrar energía, y de esta forma reducir el gasto energético hasta un 70% en los hogares.

Las fachadas de las casas del futuro y la domótica

Las fachadas y la domótica son dos factores clave que van a jugar un importante papel en lo que a ahorro energético, autosuficiencia y sostenibilidad se refiere.

Las fachadas están teniendo ya en la actualidad un importante papel en la construcción de los nuevos edificios sostenibles e inteligentes, ya que contribuyen a la producción de energía mediante la instalación de placas solares y otros materiales que incrementan la producción de energía limpia.

Además, existen diversas innovaciones en lo que a construcción se refiere que también ayudan a ahorrar en consumo energético. Por ejemplo, existe una nueva técnica de construcción que permite instalar un aislante en la parte exterior ventilada de la fachada que consigue la libre circulación del aire a través de su cámara y que implica un ahorro energético del 40% con respecto a una fachada tradicional.

En segundo lugar, la domótica es una pieza fundamental en el uso eficiente de la energía dentro de una casa, a la vez que aporta comodidad y seguridad a las personas que viven en ese hogar. La domótica es el conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de una vivienda que permite la comunicación entre el usuario y el sistema.

Características de una vivienda autosuficiente

Cuánta menos energía necesite una vivienda, menor será la instalación necesaria para lograr que sea autosuficiente. Además, las casas del futuro también están unidas al concepto de hogar ecológico, debido a que usarán energía procedente de fuentes renovables.

Las viviendas autosuficientes ofrecen una serie de características comunes que las definen, veamos a continuación algunas de las más importantes:

  • Su diseño debe seguir las pautas de la arquitectura bioclimática para aprovechar al máximo los recursos naturales existentes de cara a un menor aporte energético. Son por lo tanto muy importantes aspectos como la orientación, los vientos, la vegetación, etc.
  • Utilizan para su construcción materiales naturales, sostenibles o reciclados.
  • Se autoabastecen de electricidad o calefacción térmica mediante placas solares.
  • La orientación. Las principales fachadas deben estar orientadas al sur para aprovechar al máximo la energía solar. En la parte norte se eliminarán las ventanas para maximizar este efecto y evitar la pérdida de calor en invierno.
  • La energía procedente de fuentes no renovables debe ser muy baja o nula ya que éstas emiten una gran cantidad de CO2, gas que es el principal causante del efecto invernadero.
  • El impacto visual en el entorno debe ser mínimo intentando al mismo tiempo no alterar los ecosistemas que hay en el lugar donde se vaya a construir la casa.
  • Para el suministro de agua, se utilizarán sistemas de recogida y aprovechamiento de aguas pluviales con depuración natural. Por ejemplo instalando un tejado con la inclinación en forma de V para de esta forma poder recoger toda el agua de lluvia que cae sobre él. De ahí se conduce el agua hasta un depósito, donde puede ser potabilizada para su consumo o bien utilizarse para labores de riego, o para la ducha, o para una piscina, etc.

Como conclusión podemos decir que las energías renovables juegan un papel fundamental para convertir cualquier vivienda en un hogar autosuficiente. Además de las ya citadas placas solares, se podrá instalar también un generador eólico, con colectores solares o una bomba de calor geotérmica para proporcionar agua caliente y calefacción en invierno. Si a esto le añadimos un sistema de renovación y recirculación del aire que mantenga la casa con una temperatura perfecta sin necesidad de abrir ventanas, obtendremos como resultado una vivienda autosuficiente y sostenible.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.