Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

29 junio 2022

Cuál es la diferencia entre un acumulador y una batería solar

Jaime Mateo
Jaime Mateo

Responsable de Producto

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Diferencias entre un acumulador y una batería solar

Las baterías solares permiten almacenar la energía que se genera gracias a las placas solares durante las horas de sol mientras que un acumulador es un dispositivo que transforma la energía química en electricidad, siendo su principal característica que permite la recarga eléctrica. Una batería está compuesta por varios acumuladores, por lo que aunque parezca lo mismo en realidad estamos hablando de cosas diferentes.

Sin los acumuladores una batería no podría funcionar y gracias a las baterías solares podemos conseguir la independencia energética de la red, debido a que nos permiten usar nuestra energía proveniente del sol incluso cuando no es posible producirla, como por ejemplo en días nublados o durante las noches. Las baterías nos permiten por lo tanto, aprovechar al máximo la energía solar captada.

Al mismo tiempo, las baterías para paneles solares ofrecen múltiples beneficios, como poder disponer de la energía que se ha generado en cualquier momento que la necesitemos, no emiten casi contaminación al medioambiente, y su vida útil es larga, pudiendo superar los 15 años. Es importante señalar también que por debajo del 80% de su capacidad una batería sigue funcionando, garantizando de esta forma el almacenamiento energético. Veamos a continuación las diferencias más significativas entre un acumulador y una batería solar.

Diferencia entre una batería solar y un acumulador

Definimos acumulador como una fuente de energía eléctrica generada por transformación directa de energía química y constituida por uno o varios elementos secundarios recargables. Y batería como el conjunto de pilas o acumuladores conectados entre sí, formando una unidad integrada y cerrada dentro de una carcasa exterior no destinada a ser desmontada ni abierta por el usuario final. Por lo tanto, una batería está formada por varios acumuladores. Y en función de los materiales con los que se fabrique una batería para el almacenamiento de la energía solar existirán distintos tipos.

Cuando se agota el plomo o el dióxido de plomo de una batería ésta se gasta, siendo necesario para recargarla pasar una corriente eléctrica de la placa positiva a la negativa, utilizando para ello un alternador o dinamo o bien conectándola directamente a la electricidad de forma que el sulfato de plomo se vuelva a descomponer en plomo en la placa negativa, y en la positiva en dióxido de plomo. La diferencia fundamental entre una batería y un acumulador es que este último es una celda que almacena energía a través de un proceso electroquímico y la batería es el conjunto de estas celdas para lograr los voltajes necesarios.

Tipos de baterías para paneles solares

Como hemos comentado anteriormente, en función de los materiales con los que se fabriquen existen distintos tipos de baterías para el almacenamiento de la energía solar:

Baterías Monobloque

El modelo más habitual, recomendable y económico para utilizar en instalaciones solares de baja y media potencia. Están indicadas para el uso de aparatos eléctricos simples y sin motor (luces, microondas, televisión…). Se trata de baterías de alto rendimiento para instalaciones solares de autoconsumo. Este tipo de baterías pueden tener 3 o 6 celdas internas o acumuladores de 2V cada uno, conectados entre sí formando un bloque único de 6V y de 12V, respectivamente. Los acumuladores de estas baterías monobloque están fabricados con plomo y electrolito. Respecto a las capacidades de estas baterías, hay que señalar que hay todo tipo de opciones: desde <100Ah hasta los 800Ah.

Su gran ventaja frente a las de plomo ácido abierto es que cuentan con una mayor duración. Aunque las características de estas baterías se ven alteradas por el uso que se haga y la intensidad de la descarga, los ciclos de vida de las baterías monobloque se pueden resumir así:

  • Baterías monobloque de gel > +1100 ciclos de carga
  • Baterías monobloque AGM > +500 ciclos de carga
  • Baterías monobloque plomo ácido abierto > +350 ciclos de carga

Baterías estacionarias

Ideales para las instalaciones fotovoltaicas de medio y alto consumo, ofrecen una vida útil cercana a los 20 años, gracias a que la placa de plomo que llevan en su interior es tubular y lleva más plomo que las de baterías de monobloque, que tiene la placa plana. Ofrecen una gran resistencia para ciclos continuos de carga-descarga.

Al igual que las baterías monobloque existen diferentes tipos de baterías estacionarias en función de las capacidades de almacenaje y la durabilidad, siendo las de plomo ácido abierto y las de gel las más accesibles. Son recomendables para su uso en viviendas, fincas o instalaciones de uso diario, donde previamente se conozcan los consumos que se van a realizar.

Baterías de litio

Ofrecen una alta durabilidad y necesitan poco mantenimiento. Son las más rentables a largo plazo debido a su mayor profundidad de carga y descarga (cercana al 90% de su capacidad). Entre las características también destacan sus dimensiones, más reducidas. A diferencia de las baterías convencionales, este tipo de baterías ofrece una gestión inteligente integrada y duran 6500 ciclos de carga.

Las baterías de litio se pueden clasificar en función de su voltaje. De esta forma, diferenciamos entre baterías de Bajo Voltaje (LV) y de Alto Voltaje (HV).

Gracias a las instalaciones fotovoltaicas en POWEN te ofrecemos la posibilidad de montar paneles solares para autoconsumo con o sin almacenamiento. Tú eliges el proyecto que mejor se adapte a tus necesidades, pero cuenta con el apoyo de un equipo con amplia experiencia en el panorama nacional.

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.