Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

31 mayo 2022

Energía solar flotante 

Jaime Mateo
Jaime Mateo

Responsable de Producto

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Energía solar flotante

A nadie escapa ya la apuesta definitiva por la energía solar. Una realidad que aprovecha las radiaciones electromagnéticas del sol para generar una energía limpia y sostenible. Se cree que en menos de veinte años casi la mitad de la energía que se produce en el mundo vendrá de las energías renovables. Los beneficios de esta energía son múltiples, destacando de entre todos, el hecho de que sea un recurso sostenible y que se encuentra al alcance de todos los países del mundo, en mayor o menor proporción. Por si fuera poco, un nuevo escenario se abre paso con fuerza. Es el momento de la energía solar flotante

Si hacemos un recorrido por los países con mayor potencia solar fotovoltaica instalada a fecha de 2020, vemos que China se sitúa a la cabeza con una potencia instalada de más de 250 gigavatios. Los siguientes en la clasificación son Estados Unidos, Japón, Alemania y la India con una potencia solar fotovoltaica instalada entre los 50 y los 95 gigavatios. La apuesta no tiene vuelta atrás y las cifras así lo demuestran. 

El auge y crecimiento de esta tendencia a nivel mundial está consiguiendo avances muy significativos en términos tecnológicos, reduciendo el coste de fabricación de paneles y mejorando el rendimiento de los mismos. Además, y ante la escasez de suelo, provocado por el crecimiento de la población, han surgido en todo el mundo la opción de realizar instalaciones solares flotantes, ya sea en islas artificiales, en diques, en pantanos, en embalses e incluso en ríos. La tecnología parece no conocer límites a la hora de ofrecer soluciones y las granjas flotantes son otra prueba de esa capacidad. Y es que el futuro que ofrece la energía solar fotovoltaica es inmejorable

¿Son rentables estas instalaciones? ¿qué ventajas ofrecen? Si quieres una respuesta a estas preguntas te invitamos a seguir leyendo este artículo. 

Viabilidad de las instalaciones flotantes 

Las instalaciones flotantes son en cierto sentido más sencillas de llevar a cabo que las de los parques terrestres ya que no hay necesidad de nivelar la superficie, pues el agua estancada al estar en calma se autonivela, logrando la quietud necesaria. La dificultad viene por la necesidad de que se realice un estudio cartográfico del fondo del embalse para situar el cableado submarino que transportará la energía generada a los puntos de consumo: residencial o industrial. 

Las granjas flotantes están formadas por varias hileras de módulos anclados al fondo. Los paneles solares se instalan sobre unos tableros de plástico muy resistentes y un sistema de flotación que contribuye a que el panel solar esté seco. Los paneles o hileras se van uniendo entre sí formando un gran mosaico.  

Otra característica de estas granjas es que se pueden adaptar al tamaño necesario. El único requisito es que el agua esté en calma. Y gracias a las instalaciones solares flotantes se puede dar un aprovechamiento extra a lagos de minas y canteras, reservas y plantas de tratamiento de agua industrial y de riego agrícola, así como llanuras fluviales.  

Beneficios de las instalaciones solares flotantes 

Una de las grandes ventajas de las plantas de energía solar flotantes es el aprovechamiento extra de la ubicación de la misma. Otro de los beneficios radica en la facilidad para su instalación y que el mantenimiento de estas plantas también es mínimo, siendo en muchos casos más accesibles para los técnicos que algunas de las instalaciones que existen en cubiertas y azoteas de los edificios. 

Al estar al aire libre y en zonas despejadas, no tienen interferencia ni sombras que reduzcan el rendimiento de las placas. La necesidad de orientación sur de la instalación tampoco resulta un problema, ni requiere estudios o proyectos adicionales.  

Además de estos aspectos las granjas flotantes presentan una gran ventaja frente a las soluciones terrestres. Y es que en las instalaciones fotovoltaicas el exceso de calor puede disminuir el rendimiento de los paneles, ya que se reduce la eficiencia del silicio. Los paneles flotantes tienen la suerte de que el agua que tienen debajo va a actuar como refrigerante natural y por lo tanto el rendimiento es superior que en una instalación de las mismas características situadas sobre la tierra.  

Del mismo modo que el agua reduce la temperatura de los paneles, hay un efecto colateral que resulta muy atractivo para países en desarrollo que ven cómo en las épocas de más calor algunas de sus reservas y acueductos ven reducido su volumen por culpa de la evaporación. La energía solar flotante contribuye a reducir el impacto de esa evaporación ya que el panel pasa a absorber parte del calor del sol y ya no se evaporaría tanta agua. 

Las mayores granjas flotantes del mundo 

China es el mayor inversor en energías renovables del mundo, por lo que no es extraño adivinar dónde se encuentra la mayor granja solar flotante del mundo. En Huainan (provincia de Anhui) sobre un lago formado en una antigua mina de carbón se levanta la mayor instalación de estas características del planeta. La planta cuenta con una capacidad de 40 MW a través de los más de 165.000 paneles que flotan sobre el agua. Este ambicioso proyecto que se instaló en 2017, ocupa una superficie de 800.000 metros cuadrados o lo que es lo mismo más de 100 hectáreas y es capaz de suministrar energía a toda una ciudad. 

Japón, fue la potencia pionera en este tipo de instalaciones en el año 2007 en Aichi y desde entonces ha construido más de 50 instalaciones solares flotantes de más de 1 MW. En Corea del Sur se está trabajando en un proyecto de 41 MW de capacidad sobre la presa de Hapcheon-gun, en el sureste del país. Esta planta flotante será la mayor del mundo y generará energía fotovoltaica para cubrir la demanda de 60 mil personas

En octubre de 2019 se inauguró en Piolenc en Vaucluse (Francia) la planta de energía solar flotante más potente de Europa. La instalación cuenta con una capacidad de 17 MW y casi 50.000 paneles fotovoltaicos, que sirven para abastecer de electricidad a casi 10.000 personas.  

En España la primera planta flotante se instaló en Extremadura en el embalse de Sierra Brava (Cáceres) y cuenta con 12.000 metros cuadrados de superficie y 600 módulos fotovoltaicos. Existen muchos proyectos sobre balsas de riego y embalses a lo largo de nuestra geografía que verán la luz en los próximos meses y que certifican el éxito de este tipo de instalaciones.  

En POWEN te ofrecemos las mejores soluciones de energía solar para tu hogar. Proyectos de autoconsumo residencial e industrial a la medida de tus necesidades. Déjanos ayudarte con la instalación fotovoltaica que más te interesa y disfruta de la mejor energía, más limpia, económica y sostenible. 

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.