Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

10 agosto 2021
¿Se pueden mezclar paneles monocristalinos y policristalinos?
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
paneles monocristalinos y policristalinos

Existen diversas clases de paneles solares que ofrecen diferentes prestaciones. En función de varios aspectos, como por ejemplo el consumo energético que estimemos que vamos a realizar, la ubicación del inmueble, etc., deberemos seleccionar una placa solar u otra y nos podremos plantear mezclar paneles monocristalinos y policristalinos. La tipología de los diferentes paneles solares, se basa por lo tanto en el uso que le vayamos a dar: producir electricidad, calentar agua o ambas cosas. En función de esto, las placas solares se dividen en:

  • Placas solares fotovoltaicas: Monocristalinas y policristalinas.
  • Placas solares térmicas.
  • Placas solares híbridas: Fotovoltaica + térmica.

Conviene remarcar que una vez que hayamos instalado un determinado tipo de placas solares será complicado cambiar a otro, por este motivo es una decisión que debe ser meditada y tomada con la ayuda de profesionales especializados del sector que nos asesoren en función de nuestras necesidades de nuestra vivienda o empresa.

Veamos a continuación y en detalle las diferencias entre los dos tipos de paneles solares fotovoltaicos, sus características, y conocer de este modo si es posible mezclar ambos tipos de paneles solares en una misma instalación.

Paneles solares fotovoltaicos, qué son y tipos

Mediante este tipo de paneles se transforma la energía procedente del sol en electricidad. Son la mejor opción de energía limpia y renovable para generar la electricidad que necesitamos.

Los paneles solares fotovoltaicos están compuestos por células fotovoltaicas de silicio que transforman la energía procedente de la luz del sol en energía eléctrica. Este proceso ocurre cuando los fotones (partículas presentes en la luz solar) impactan sobre los átomos del silicio del panel solar, lo que hace que se rompan los electrones y se liberen algunos de ellos, que son los que generan la corriente eléctrica.

Los paneles solares fotovoltaicos se clasifican en función de cómo están compuestas las células fotovoltaicas:

  • Paneles Monocristalinos: Muy útiles para lugares donde hay poca exposición solar durante el día porque ofrecen muy buen rendimiento en condiciones de poca luz.
  • Paneles Policristalinos: Aunque son menos eficientes que los paneles monocristalinos son los más extendidos en el ámbito residencial. Ofrecen una gran rapidez en el proceso de calentamiento.

La diferencia básica entre una célula solar monocristalina y una policristalina es la composición del cristal de silicio. Las células monocristalinas están formadas por un único tipo de cristal de silicio, es decir, cuando se ha fabricado el cristal se ha controlado su crecimiento para que solo se forme en una dirección, consiguiendo un alineamiento bastante perfecto de todos los componentes del cristal. Por el contrario, en las células policristalinas no se controla el crecimiento del cristal de silicio, es decir, el cristal crece en todas direcciones creando un conjunto de cristales diferentes unidos entre sí.

En la actualidad se consiguen rendimientos muy similares con ambas tecnologías, la monocristalina y la policristalina. Siempre podemos comprobar el tanto por ciento de rendimiento en las fichas técnicas de cada uno de los módulos fotovoltaicos.

Paneles monocristalinos y policristalinos en una misma instalación

Si tenemos una instalación fotovoltaica y queremos ampliarla, siempre nos puede surgir la duda de si tengo que colocar el mismo tipo de paneles en ella o si por el contrario puedo utilizar paneles de otra clase, más modernos y eficientes en comparación con los que tenía instalados desde hace años.

La respuesta es clara, sí se pueden mezclar paneles solares fotovoltaicos monocristalinos y policristalinos y que ofrezcan diferentes potencias. Por lo tanto, no será necesario buscar paneles solares iguales a los que ya tenemos y que incluso podrían estar descatalogados, ya que no es necesario.

Las únicas dos condiciones que tenemos que cumplir para poder asociar dos grupos de paneles diferentes en el mismo circuito son las siguientes:

  • No hay que combinar en paralelo paneles o series de paneles de diferente voltaje. Cada rama en paralelo deberá tener un voltaje similar y ser del mismo número y tipo de células.
  • Los paneles que componen una serie o string deben ser todos idénticos.

En caso de no cumplir estos dos requisitos, no podremos asociar dos grupos de paneles diversos en el mismo circuito, pero sí se podrán incluir en la misma instalación.

Si queremos incluir paneles de distinta potencia y/o tensión en nuestra instalación tenemos una amplia gama de posibilidades:

– Disponemos de paneles solares de 12V pero de una potencia muy inferior respecto a los nuevos adquiridos. En este caso no se debe modificar nada en la instalación, solo habrá que adquirir un regulador acorde a los paneles que hayamos comprado.

– Disponemos de paneles solares de 24V pero de una potencia muy inferior respecto a los nuevos adquiridos. En este caso no hay que modificar nada de la instalación, solo tenemos que adquirir un regulador acorde a los paneles que hemos comprado.

– Disponemos de una instalación a 12V y hemos adquirido paneles solares de 24V o desconexión a red y queremos conectarlos a la instalación que ya poseemos de la forma más económica posible. En este caso solo necesitamos un regulador MPPT que regulará la tensión de salida a 12V directamente conectado a baterías, brindando el máximo rendimiento posible a las nuevas placas.

– Disponemos de una instalación a 24V y hemos adquirido paneles de 12V o de conexión a red y queremos conectarlos a la instalación que ya poseemos de la forma más económica posible. Necesitaremos un regulador MPPT que regulará la tensión de salida a 24V directamente conectado a baterías y brindará el máximo rendimiento posible a los nuevos paneles.

– Disponemos de una instalación a 12V y queremos sustituirla por una instalación a una tensión superior a 24V, conservando los paneles que tenemos. En este caso solo necesitamos un regulador de carga MPPT que regulará la tensión de salida a 24V directamente conectado a baterías y brindará el máximo rendimiento posible en los nuevos paneles.

– Disponemos de una instalación a 12V y queremos sustituirla por una instalación a una tensión superior a 48V, conservando los paneles que tenemos. Necesitamos un regulador de carga MPPT que regulará la tensión de salida a 48V directamente conectado a baterías y brindará máximo rendimiento a los nuevos paneles.

– Disponemos de una instalación a 24V y queremos sustituirla por una instalación a una tensión superior a 48V conservando los paneles que tenemos. Necesitamos un regulador MPPT para regular la tensión de salida a 48V directamente conectado a baterías, brindando el máximo rendimiento posible en los nuevos paneles.

Mediante estos casos se recogen una gran parte de las situaciones que se pueden dar a la hora de adquirir nuevos paneles solares para nuestra instalación o bien al necesitar ampliar una instalación existente

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.