Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Colectivo

   |   

21 septiembre 2022

Modalidades de autoconsumo colectivo

Jaime Mateo
Jaime Mateo

Responsable de Producto

Modalidades del autoconsumo colectivo

Las instalaciones de autoconsumo colectivo o compartido son una interesante opción que nos permite ahorrar en el consumo eléctrico y en nuestra factura de la luz, tanto si somos particulares como si somos empresas. El autoconsumo colectivo ofrece un amplio abanico de ventajas, siendo la más importante de todas que la inversión que tendremos que realizar será mucho menor.  

Entendemos por autoconsumo compartido o colectivo al que llevan a cabo un grupo de propietarios que comparten una o varias instalaciones de placas solares, estando regulado por el Real Decreto Ley 244/2019.

Es importante saber que para poder acogernos a esta modalidad de autoconsumo fotovoltaico deberemos cumplir con una serie de requerimientos que establece el decreto, además de con unas modalidades de conexión determinadas.

Gracias al autoconsumo colectivo, tanto particulares como empresas pueden compartir la inversión y los beneficios de una instalación común y de esta forma apoyar la transición energética hacia un modelo colaborativo y descentralizado.

A continuación, veremos las modalidades que existen si queremos acogernos al autoconsumo colectivo y cómo desde POWEN podemos ayudar a los autoconsumidores que se decanten por esta opción.

Modalidades de conexión en el autoconsumo colectivo

También el RD244/2019 establece dos tipos de conexión para el autoconsumo colectivo o compartido, bien a través de red pública o bien a través de conexión directa a red interior.

Autoconsumo colectivo con conexión a través de red pública.

En esta modalidad se utiliza la red pública para compartir la producción de energía fotovoltaica. La instalación solar se conecta a la red de baja tensión mediante un contador bidireccional que registra su producción. De esta forma, tanto la distribuidora como la comercializadora compensan a cada uno de los autoconsumidores a través de esta red pública en función de cómo se haya establecido el reparto de energía de autoconsumo. La instalación de autoconsumo colectivo se sirve de la red pública para distribuir la energía fotovoltaica entre los autoconsumidores.

Autoconsumo colectivo con conexión directa a red interior.

En esta modalidad, la instalación solar no se conecta a la red pública, sino que la producción se distribuye de forma directa a cada una de las redes interiores de los autoconsumidores.

Al mismo tiempo, el autoconsumo colectivo puede pertenecer a cualquiera de las siguientes modalidades:

  • Autoconsumo colectivo sin excedentes. Varios consumidores se asocian, disponiendo en su instalación de un sistema que impide el vertido a la red de la energía producida y sobrante. La titularidad de la instalación fotovoltaica es compartida solidariamente por todos los consumidores asociados.
  • Autoconsumo colectivo con excedentes no acogido a compensación. Los excedentes no autoconsumidos se venden al mercado. La titularidad de la instalación de generación recae en el productor, aunque cuando las instalaciones de producción se conecten a la red interior de un consumidor o cuando compartan infraestructuras de conexión con los consumidores asociados, tanto los consumidores como el productor responderán solidariamente por los posibles incumplimientos ante el sistema eléctrico.
  • Autoconsumo colectivo con o sin excedentes acogido a compensación. Las instalaciones colectivas sin excedentes acogidas a compensación simplificada son un caso particular exclusivo de los autoconsumos colectivos. En este caso la instalación de paneles solares está dotada de un sistema anti-vertido pero, aun así, los consumidores se pueden acoger al mecanismo de compensación simplificada de excedentes. El sujeto de liquidación de la energía excedentaria es el comercializador de cada consumidor asociado, y la titularidad y responsabilidad sobre la instalación son solidarias.

¿Quién puede beneficiarse del autoconsumo colectivo y cómo?

Comunidades de vecinos: Autoconsumo individual

Todos los propietarios interesados en la comunidad, viviendas, oficinas o comercios pueden beneficiarse de la instalación de autoconsumo colectivo. Si un tercio de la comunidad acepta la instalación solar fotovoltaica, en POWEN podremos llevar a cabo la instalación para todos los vecinos que quieran adherirse. En este caso sólo los vecinos interesados pagarán por dicha instalación.

Comunidades de vecinos: Gastos comunitarios

En comunidades de vecinos con unos gastos comunes eléctricos derivados de zonas comunes, como por ejemplo el garaje, piscina, aire acondicionado, etc., podrán reducir las facturas eléctricas de forma drástica gracias a una instalación solar fotovoltaica.

En este caso, si tres quintas partes de la comunidad están a favor, se podrá llevar a cabo la instalación para los consumos comunes, pagando la comunidad. Además, si hubiese cubierta suficiente los propietarios de la comunidad podrían adherirse a dicha instalación.

Empresas con más de un contador eléctrico

Si una oficina, comercio, complejo industrial o nave, cuenta con más de una factura eléctrica, podrá destinar su instalación fotovoltaica a reducir el consumo en diferentes contadores, siempre que la distancia entre ellos sea menor de 500 metros.

Comunidades de vecinos o empresas sin espacio en cubierta

En el caso de que el tejado o cubierta no sea idónea para colocar una instalación solar fotovoltaica, se puede acceder a la energía producida por los paneles conectándose a una instalación cercana, siempre y cuando la distancia sea menor de 500 metros.

POWEN Share, una solución eficiente para el autoconsumo colectivo

Tal y como acabamos de comentar, gracias al autoconsumo colectivo se instalan placas solares mediante las que se distribuye la energía generada a más de una vivienda o empresa, beneficiando a todos los autoconsumidores de un considerable ahorro en su factura de electricidad.

En POWEN Share nos encargamos de valorar la cubierta de tu empresa o vivienda sin compromiso. Te presentamos un proyecto inicial y realizamos una visita para diseñar la instalación óptima según las necesidades de la comunidad de vecinos o del grupo de empresas y las características de la cubierta. Si por cualquier motivo la cubierta no encaja, siempre podrás conectarte a una instalación cercana gracias a POWEN Connect.

El ahorro promedio esperado para cada autoconsumidor será de un 30-40% en la factura mensual de la luz, gracias a que en lugar de consumir energía de la red, la instalación producirá tu propia energía. Además, el ahorro podrá ser monitorizado en tiempo real a través de una app y se verá reflejado en la factura.

Desde POWEN nos encargamos de todo, garantizando una instalación llave en mano, permisos, instalación, solicitud de subvenciones y legalización. Te asesoramos para que puedas obtener el máximo ahorro y la máxima rentabilidad de tu instalación fotovoltaica de autoconsumo compartido, dimensionando de forma eficiente los sistemas según las necesidades de tu vivienda o empresa.

¡Compártelo!

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.