Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

28 diciembre 2022

¿Qué son y cómo funcionan las estaciones de carga eléctrica?

Jaime Mateo
Jaime Mateo

Responsable de Producto

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Qué son y cómo funcionan estaciones carga eléctrica

Cualquier conductor ha parado a repostar combustible en una gasolinera o estación de servicio en innumerables ocasiones. Y los conductores de vehículos enchufables (híbridos o eléctricos), ¿dónde van a cargar los vehículos para continuar el viaje? La respuesta a esta pregunta es doble: o bien lo hace mediante un cargador en un parking o doméstico, o bien acude a las estaciones de carga eléctrica.

Por lo tanto, ¿qué es una estación de recarga de vehículos eléctricos? Se trata, explicado de manera sencilla, de una instalación en la que hay puntos de recarga para coches enchufables en los que estos automóviles se cargan de energía eléctrica. En el proceso, la corriente alterna se convierte en corriente continua, la que permite que las baterías funcionen bien.

Dichas instalaciones pueden ser únicamente para este tipo de coches (llamadas electrolineras) o compartir espacio en las gasolineras de toda la vida. De una manera u otra, son los puntos ubicados en diferentes lugares públicos o privados habilitados para el correcto funcionamiento y “repostaje” de los coches enchufables.

Así que, como expertos en energía solar y proveedores de soluciones de recarga, partiendo de esta premisa, en este artículo vamos a explicar:

  • Cómo funcionan las estaciones de carga eléctrica
  • Dónde están ubicadas en el territorio español
  • Y también el funcionamiento de los puntos de recarga que hay en ellas

¿Cómo funcionan las estaciones de carga eléctrica?

Lo más importante que hay que saber las estaciones de carga eléctrica es su funcionamiento. En concreto, el de los puntos de recarga, así que a continuación se explican el tiempo que se tarda en cargar un coche eléctrico según el tipo de recarga. Y después, en la parte final, se explicarán los tipos de puntos de recarga existentes en la actualidad en España.

Empezamos mencionado que cargar un coche eléctrico o híbrido es muy sencillo, como lo es repostar un coche de motor de combustión convencional. Lo único que hay que hacer es extraer el cable del coche y conectar el vehículo al punto de recarga, para después esperar a que se cargue por completo o hasta que queramos.

Eso sí, es importante saber qué tipos de conectares y potencia máxima en kW tiene nuestro coche eléctrico o enchufable, y también del tipo de cargador de la estación. Porque dependiendo de cómo sean, podremos o no acudir a unos puntos u otros. Y, como vamos a ver, cuanta más potencia tengan, la instalación de la estación y del punto será más profesional.

Recarga lenta o convencional: estaciones de recarga de nivel 1

En general, podemos hablar de cuatro velocidades a la hora de recargar un coche eléctrico, por lo que hay que elegir cada una en función de nuestras necesidades como conductores. ¿Vamos a usar el coche de forma inmediata o podemos esperar más tiempo hasta el próximo viaje?

En este último caso, una opción es cargar el coche en un punto de recarga lenta o convencional, con una duración de más de 5 horas de tiempo. Aunque son los más lentos de todos, la realidad es que, en España, en la actualidad, son los más extendidos en los más de 11.500 puntos de recarga que hay repartidos por la geografía nacional.

Estos tiempos corresponden a las estaciones de carga de nivel 1. Su utilidad es, sobre todo, para cargar el coche cerca del lugar de trabajo o de estudios del propietario del vehículo eléctrico. O que esté ubicado cerca del domicilio para cargar el coche durante la noche.

Recarga semi rápida: estaciones de carga de nivel 2

Si como conductor tienes más prisa, otra opción es elegir en una estación un punto de recarga semi rápida, que tarda unas dos horas en cargar por completo el vehículo. Esta opción permite una potencia máxima de 22 kW.

Este tiempo depende, eso sí, de varios factores, entre los que están el tipo de batería que tenga el coche y también la potencia que utilicemos para su recarga. Las estaciones de carga de nivel 2 que permiten estos tiempos ofrecen a los conductores una autonomía de hasta 100 km y precisan de una instalación profesional, no una toma de corriente estándar.

Recarga rápida

En tercer lugar, para quien tenga menos tiempo disponible para esperar, se puede utilizar un punto de recarga rápida, con una duración de unos 40 minutos para tener el coche eléctrico o híbrido cargado al completo a una potencia de 50 kW.

Es decir, que, si acudimos a una estación de recarga ubicada, por ejemplo, en un parking, no tendremos que pagar una segunda hora de estacionamiento.

Recarga ultrarrápida: cargadores rápidos de CC

Finalmente, si recargamos el vehículo en un punto de recarga ultrarrápida, solo tendremos que esperar en torno a 15 minutos, menos incluso a la máxima potencia, que en este tipo disponibles en las estaciones de recarga alcanza los 150 kW.

Estos puntos tienen habilitados cargadores rápidos de CC y permiten una autonomía de unos 130 km ó 160 km de distancia. Debido a la potencia, es necesaria una instalación eléctrica profesional muy especializada, no una corriente o doméstica.

¿Dónde están las estaciones de recarga de coches eléctricos?

En España, como en el resto de los países donde están más o menos extendidas las estaciones de recarga, hay varios tipos de puntos de recarga para coches eléctricos. Algunos de ellos son domésticos y de uso privado, mientras que otros están disponibles en lugares públicos.

Ahora bien, ¿dónde están ubicadas las estaciones de recarga de coches eléctricos en nuestro país? Entre otros lugares, en supermercados, centros comerciales, concesionarios y talleres de coches, en la vía pública (en menor medida), en gasolineras y en aparcamientos. Expliquemos un poco más a fondo estos dos últimos lugares.

Gasolineras

Hay gasolineras que tienen puntos de recarga para coches eléctricos además de surtidores clásicos. De hecho, hay empresas que tienen sus propios puntos de recarga personalizados.

Si hablamos en concreto de una estación de carga 100% eléctrica, nos referimos a una electrolinera. Y yendo un paso más allá en el uso de energías renovables y movilidad sostenible, una electrolinera que funciona con energía solar fotovoltaica es una fotolinera.

Parkings o aparcamientos

También hay estaciones de recarga eléctrica en parkings o aparcamientos. De hecho, a partir del 1 de enero de 2023 cambia la normativa actual vigente en los parkings de empresa, obligando a ampliar los puntos de recarga en función de las plazas en parkings públicos o en aparcamientos de empresas de suministro y carburantes.

En este segundo caso en concreto, el Real Decreto 29/2021, de 21 de diciembre, estipula que las que tengan un volumen de ventas de más de 10 millones de litros en 2019 deberán instalar una infraestructura con potencia igual o superior a los 150 kW. Es decir, tener puntos de recarga ultrarrápida.

Y si la empresa tiene un volumen de ventas de 5 a 10 millones de litros en 2019, la potencia mínima disponible será de 50 kW. Lo que significa que servirá como estación de carga rápida.

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.