Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

17 agosto 2022

Cómo obtener el máximo rendimiento de las placas solares

Jaime Mateo
Jaime Mateo

Responsable de Producto

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Mejorar rendimiento de placas solares

En la actualidad el número de particulares y empresas que se están decantando por el uso de energía solar está creciendo de forma exponencial, muchos de ellos animados por el incesante crecimiento de los precios de la electricidad, así como por el cambio climático y la nueva concienciación medioambiental.

Pero antes de llevar a cabo la inversión, es importante saber que existen numerosos factores que afectan de forma directa al rendimiento de las placas solares, un aspecto fundamental que influye en la producción de energía y que se refiere a la capacidad de la placa solar para transformar la energía procedente del sol en energía eléctrica. Cuanto mayor sea el porcentaje de rendimiento de una placa, la energía producida también será mayor.

Todos los paneles solares no ofrecen el mismo rendimiento, variando en función de diferentes aspectos, como los materiales de los módulos, su orientación, el tipo de cubierta donde estén instalados o el clima. A continuación detallamos todos los factores que debemos tener en cuenta para conseguir el máximo rendimiento en nuestra instalación fotovoltaica.

Factores que influyen en el rendimiento de una instalación

Del rendimiento de las placas solares dependerá la energía disponible para consumir en nuestro hogar. Son varios los factores que hacen que el rendimiento aumente o disminuya, y que debemos tener en cuenta antes de instalar las placas solares. Veamos a continuación cuáles son estos factores que influyen de forma directa en el rendimiento de una instalación fotovoltaica para obtener su máximo potencial:

  • Materiales de la instalación fotovoltaica. La energía producida por los paneles solares depende en gran medida de los materiales de los que están compuestos, siendo más rentables cuanto mayor sea su calidad. Pero también son muy importantes los materiales del resto de componentes como el inversor, el cableado y la batería. El rendimiento de una instalación se reduce hasta un 20% cuando no se emplean los materiales adecuados. Escogiendo materiales de calidad se alarga la vida útil de los paneles.
  • Temperatura y clima. El rendimiento se ve afectado por la temperatura y el clima de la zona geográfica en la que se encuentre la instalación fotovoltaica. Las temperaturas muy elevadas reducen el rendimiento de las placas solares, siendo 25ºC la temperatura ideal para que obtengan los paneles solares el máximo rendimiento. La productividad de una instalación disminuye un 1% por cada 2ºC que aumenta la temperatura.

Con respecto al clima el viento fuerte no es un buen aliado de las placas solares ya que su forma aplanada las hace ser más vulnerables a su acción. Es importante saber que en la actualidad existen placas solares de gran calidad que resisten a la perfección las situaciones meteorológicas adversas, como por ejemplo los días nublados, ya que los rayos de luz solar atraviesan las nubes, aunque baje su rendimiento. La nieve tampoco es un problema porque refleja la luz solar y hace que mejore el rendimiento de las placas.

La mayor parte de fabricantes incluyen en la ficha técnica de los paneles solares el Coeficiente de Temperatura de Potencia, el cual indica la pérdida de potencia generada por cada grado que aumenta por encima de la temperatura ideal de las placas solares (25ºC). Cuanto más bajo sea este porcentaje, mejor será el rendimiento de la placa solar debido a que la pérdida habrá sido prácticamente imperceptible. Este coeficiente varía en función del tipo de panel y las prestaciones tecnológicas que tenga.

  • Irradiación solar y ubicación geográfica. España tiene entre 2.000 y 3.000 horas de luz solar al año. Cada zona geográfica del país recibe diferente cantidad de radiación solar, lo cual influye de manera directa en el rendimiento de los paneles solares. La irradiación solar está directamente relacionada con la inclinación, las sombras y el clima de la zona geográfica.

Existen tres tipos de radiación:

  1. Radiación directa. Proviene directamente del sol y depende de las nubes que se produzcan y del momento del año en el que nos encontremos.
  2. Radiación difusa. Es el efecto generado cuando la radiación solar que alcanza la superficie de la atmósfera se dispersa de su dirección original a causa de moléculas en la atmósfera.
  3. Radiación reflejada. Se produce por la radiación rebotada o reflejada procedente de la superficie. Solo reciben este tipo de radiación los inmuebles situados de forma perpendicular a la superficie terrestre.

Cada zona geográfica del país recibirá más o menos cantidad de radiación solar, influyendo directamente en el rendimiento de las placas solares.

  • Orientación e inclinación. La orientación hacia el sur de las placas solares es la más óptima, ya que los rayos perpendiculares que se reflejan en su superficie aumentan la productividad y la rentabilidad de la instalación fotovoltaica.

La inclinación es un factor que influye aún más en el rendimiento de las placas solares fotovoltaicas. En función de la zona del país en la que nos encontremos se deberán inclinar los paneles solares a unos grados determinados que les hagan eficientes y mejoren su rendimiento.

  • Mantenimiento. Las placas solares pueden sufrir desperfectos debido a fenómenos meteorológicos adversos como granizo, viento, contaminación o suciedad, disminuyendo su rendimiento. Por este motivo, llevar a cabo un correcto mantenimiento es fundamental para el rendimiento de la instalación.

Deberemos mantener las placas solares limpias y en buen estado, lo cual no requiere de una inversión de tiempo y dinero importante. De esta forma conseguiremos alargar la vida útil del sistema fotovoltaico y generar mayor producción de energía solar.

El mantenimiento de los paneles solares implica dos aspectos: la limpieza de dichos paneles y el reemplazo de piezas del sistema que se encuentren en mal estado. Para limpiar tan solo necesitaremos agua y una esponja, y con tan solo 3 o 4 limpiezas al año será suficiente.

  • Estacionalidad. En verano las placas solares reciben mayor cantidad de luz solar y por lo tanto generan más energía. Pero en invierno estas instalaciones también son rentables, ya que las placas solares capturan la luz solar independientemente  del calor recibido, aunque esta rentabilidad se reduce por el menor número de horas de sol al día. Además, en invierno la posición del sol varía e impacta de forma menos directa en los paneles solares.
  • Sombras. Afectan mucho al rendimiento de las placas solares y por lo tanto es un factor muy importante a considerar. Hay que evitar las sombras sobre los paneles solares lo máximo que se pueda, ya que la potencia puede sufrir una reducción de hasta el 30%.
  • Pérdidas del sistema. Se puede llegar a producir un 20% de pérdidas del sistema provocadas por una mala orientación e inclinación de las placas. De todas formas, estas pérdidas se verán reducidas si tenemos en cuenta los factores que acabamos de comentar. 

Es esencial tener en cuenta todos estos factores que permitirán obtener el máximo rendimiento en la instalación fotovoltaica, generando de esta forma la mayor energía posible.

Aspectos técnicos para mejorar el rendimiento de las placas solares

También habrá que tener en cuenta los siguientes aspectos técnicos de las instalaciones fotovoltaicas para mejorar su rendimiento:

  • Tamaño del cableado adecuado. Hay que utilizar siempre cables aptos y adecuados para la extensión de la instalación y que se sitúan entre el inversor y la batería.
  • Desconexión del inversor si no se utiliza en varios días. El inversor de corriente es el que transforma la corriente continua en corriente alterna para que funcionen los aparatos eléctricos de la casa. Para alargar su vida útil conviene desconectarlo cuando no vaya a ser utilizado durante un periodo de tiempo largo.
  • El tipo de inversor. En función del tipo de inversor que utilicemos en la instalación el rendimiento de ésta será mayor o menor. En el caso de un inversor string o en cadena, los paneles se conectan en serie y si uno de ellos se ve afectado por las sombras, repercutirá inmediatamente en el rendimiento total de la instalación. Por este motivo es conveniente utilizar otro tipo de tecnología más avanzada, como los optimizadores de potencia o microinversores.

Los microinversores controlan cada panel individualmente y por consiguiente, sólo la producción del panel con fallos se ve afectada. De esta forma, problemas como las sobras, la suciedad, los varios tipos de inclinación u orientación, no afectarán a toda la instalación sino solo a un panel en concreto.

POWEN dispone de técnicos cualificados y un equipo de profesionales que te ayudarán en el mantenimiento y cuidados de tu instalación de placas solares para que puedas obtener el máximo rendimiento y la mejor rentabilidad.

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.