Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Colectivo

   |   

25 enero 2023

¿Qué tecnologías son necesarias para implementar un sistema de autoconsumo colectivo?

Jaime Mateo
Jaime Mateo

Responsable de Producto

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
tecnologías para implementar sistemas de autoconsumo colectivo

La instalación de placas fotovoltaicas para generar energía solar en viviendas y empresas está de moda, por varios motivos: desde el ahorro en las facturas de la luz de los usuarios hasta la reducción de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera, lo supone una mayor cuidado del medioambiente. Eso sí, hay que saber que hay varias tecnologías para implementar un sistema de autoconsumo colectivo.

La mayor concienciación medioambiental de los ciudadanos en países como España supone que la energía solar fotovoltaica sea una de las energías renovables más usadas, junto a la eólica o la hidráulica. Sus beneficios son muchos y, además, las políticas gubernamentales favorecen el autoconsumo colectivo en comunidades de vecinos, por ejemplo, y no solo en viviendas unifamiliares.

Por lo tanto, en POWEN queremos ofrecerte un listado y una explicación de las tecnologías más utilizadas en la actualidad y que permiten una transición energética alejada de los modelos basados en energías fósiles como el carbón. Toma buena nota.

6 tecnologías para sistemas de autoconsumo colectivo

A continuación, estas son algunas de las principales tecnologías para implementar sistemas de autoconsumo colectivo que queremos que conozcas.

Paneles solares fotovoltaicos

En primer lugar, los más que conocidos paneles solares fotovoltaicos, que son un conjunto de células solares que están montadas en un marco. Utilizados para generar energía eléctrica a partir de la luz solar captada por las placas, su instalación es muy sencilla y en España existen diversas ayudas y subvenciones para el autoconsumo compartido que favorecen el uso de estas placas.

Estos paneles solares se pueden instalar en los tejados de los edificios, tanto inclinados como en posición horizontal. Pero también es posible su instalación vertical en las fachadas de los bloques de viviendas o de edificios de oficinas.

Su vida útil alcanza hasta los 20 años y su mantenimiento es muy sencillo. Como hemos explicado en otros artículos, las placas fotovoltaicas captan luz del sol incluso en días nublados. Con un buen mantenimiento aguantan y son eficientes a bajas temperaturas invernales a pesar de la nieve o las heladas.

Inversores solares

Los inversores solares son los dispositivos encargados de convertir la corriente continua que procede de los paneles solares en corriente alterna senoidal, que es compatible con la vivienda o edificio.

Conectados a las baterías solares, existen inversores de varios tipos y si están conectados a la red eléctrica tienen una tensión de entrada más alta. Los inversores para paneles solares son uno de los elementos más importantes de una instalación fotovoltaica.

Entre los diferentes tipos disponibles, podemos destacar los inversores conectados a la red eléctrica y los inversores para instalaciones con baterías y aisladas.

Sistemas de almacenamiento de energía

Las tecnologías para implementar sistemas de autoconsumo compartido no solo sirven para captar la energía solar, sino también para almacenarla. De esta manera, el usuario puede elegir entre usar toda la energía o guardar en sistemas de almacenamiento de energía para un uso posterior.

En este punto es donde hay que hablar, por ejemplo, de las baterías solares, que son los dispositivos en los que se almacena o acumula la energía generada en los paneles solares. Una batería, además, está formada por varios acumuladores solares.

En cuanto al funcionamiento de las baterías, debemos mencionar que descargan la energía eléctrica cuando hace falta electricidad extra para asumir un nivel concreto de consumo energético.

¿Quieres recibir nuestra Guía de Autoconsumo Colectivo?

El Autoconsumo Colectivo es una revolución en el modelo energético en España. Gracias a él, las personas que viven en edificios y comunidades de vecinos, y que no tienen un tejado individual, pueden beneficiarse del autoconsumo creando energía propia con paneles solares. Si quieres saber más y ahorrar en tu factura de la luz y de la de tu comunidad, consigue gratis nuestra Guía de Autoconsumo Colectivo.

Medidores inteligentes de energía

La tecnología abarca muchos o casi todos los aspectos de nuestras vidas, incluido la domótica o viviendas inteligentes. Si nos referimos al autoconsumo colectivo, existen medidores inteligentes de energía que ayudan a gestionar medir el consumo energético de una comunidad de vecinos o cualquier tipo de lugar con una instalación eléctrica colectiva con varios usuarios.

Estos medidores permiten conocer los datos de consumo de energía de una comunidad energética, como las horas de mayor consumo. La información recopilada se encripta y se envía a los concentradores de datos hasta un centro de operaciones de medición inteligente.

Y en estos centros o sistemas centrales, se analiza toda la información y se administra la energía. Así pues, gracias a los contadores inteligentes se puede tener toda la información para optimizar el consumo energético de una comunidad o grupo de usuarios de una instalación fotovoltaica.

Sistemas de gestión de energía (SGEn)

En quinto lugar, las tecnologías para instalaciones de autoconsumo colectivo incluyen los sistemas de gestión de gestión energética (SGEn). Nos referimos, por lo tanto, a un conjunto de elementos interrelacionados o que actúan entre ellos con el objetivo de tener una política y objetivos energéticos concretos.

Los sistemas de gestión de energía se basan en el denominado ciclo de mejora continua o rueda de Deming: Planificar-Ejecutar-Verificar-Actuar. Entre sus beneficios en el autoconsumo compartido podemos enumerar:

  • La reducción de costes porque se detectan usos energéticos innecesarios.
  • Un aumento de la competitividad.
  • Su implementación en cualquier tipo de instalación, con independencia de su tamaño.
  • Reducción del impacto en el medioambiente.
  • Almacenamiento de datos históricos.

Conexión a la red eléctrica

Y en sexto lugar, en POWEN queremos hablar de la necesaria conexión de las instalaciones de autoconsumo colectivo a la red eléctrica general. La manera de hacerlo es conectado la instalación fotovoltaica a la red por medio de un inversor solar

¿Qué beneficios tiene o por qué hay que hacerlo? Principalmente, porque de esta manera se permite la interconexión entre la instalación fotovoltaica a la red general, favoreciendo el uso y venta de los excedentes energéticos.

Este punto está relacionado con otro de los sistemas de los que hemos hablado, las baterías solares, que son las que almacenan la energía y permiten vender el excedente si el usuario lo decide.

Por lo tanto, como hemos visto, en la actualidad hay muchas tecnologías para implementar un sistema de autoconsumo colectivo y de esta manera, conseguir una mejora en la eficiencia energética; reducción de gastos en las facturas; y favorecer el cuidado del medioambiente con el uso de la energía solar fotovoltaica, una de las energías renovables y limpias más usadas en España.

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.