Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

26 marzo 2021
Los componentes de una instalación fotovoltaica
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
componentes de una instalación fotovoltaica

Una instalación fotovoltaica de autoconsumo está formada por un conjunto de componentes con una elevada sofisticación técnica como son los paneles fotovoltaicos, los inversores solares, las baterías, el sistema de monitorización, los soportes, los optimizadores, el contador bidireccional y diversos pequeños componentes (cableado, sistemas de protección y fijación, etc.).

 

Es básico que todos los componentes de una instalación fotovoltaica estén perfectamente seleccionados y ofrezcan calidad y las máximas garantías, ya que de ellos dependerá el correcto funcionamiento de la instalación. También debemos llevar a cabo un correcto mantenimiento para alargar la vida útil de nuestra instalación.

Componentes principales de una instalación fotovoltaica

Panel solar

Es el componente principal de las instalaciones solares fotovoltaicas y el que convierte la energía solar en energía eléctrica. Cuanta mayor demanda energética se realice, mayor será el número de paneles habrá que instalar. Los paneles fotovoltaicos están compuestos a su vez por células de silicio, un material semiconductor. Estas células se encuentran encapsuladas y están conectadas eléctricamente entre sí.

Cada panel está recubierto por un vidrio que sirve para proteger las células de los fenómenos atmosféricos.

Batería

Regula la energía eléctrica y almacena la electricidad que es utilizada posteriormente. La capacidad para el almacenaje de energía de estas baterías se mide en amperios. Este componente se proporciona energía a la instalación durante los períodos de tiempo que no se cuenta con la suficiente luz solar.

Regulador de carga

Sirve para administrar la energía con eficiencia. Son el nexo de unión entre los paneles solares y los demás componentes fotovoltaicos de la instalación. Ayuda a alargar la vida de las baterías ya que evita que se sobrecargue el sistema. Es decir, garantiza una carga suficiente al acumulador y evita así situaciones de sobrecarga. También, en la zona de descarga de las instalaciones, el regulador de carga asegura el suministro eléctrico diario suficiente y evita una descarga excesiva de la batería.

Inversor

El inversor solarconvierte la corriente continua en alterna o convencional, que debe ser igual a la que utiliza la red eléctrica. Además, debe adaptarse a la demanda máxima de potencia que vayan a tener los equipos que se conecten a él.

Soportes

Su función es la de mantener en su lugar a los módulos fotovoltaicos, con una posición fija que proyecte en dirección sur.

Otros componentes

Existe otra serie de componentes en una instalación fotovoltaica que no por ser secundarios dejan de ser importantes. Se trata de los microinversores y los optimizadores de potencia.

Microinversores

Se instalan directamente detrás de cada uno de los paneles solares para convertir la electricidad de corriente continua de los paneles en electricidad de corriente alterna que pueda ser utilizada.

Optimizadores

Perfeccionan la corriente continua antes de que se envíe al inversor central, logrando elevar la eficiencia global en mayor medida que si se utilizara únicamente un inversor convencional.

Mantenimiento de los componentes de una instalación fotovoltaica

Una instalación solar fotovoltaica está sometida continuamente a los diversos agentes externos, como lluvia, granizo, contaminación ambiental, cambios bruscos de temperatura, nieve o radiación, entre otros. Estos afectan tanto a los paneles solares como al resto de componentes fotovoltaicos. Para evitar que sufran daños, es básico llevar a cabo un correcto mantenimiento periódico de la instalación.

El mantenimiento de los componentes fotovoltaicos de una instalación incluye diferentes aspectos:

 

 

  • Mantenimiento del panel fotovoltaico mediante la limpieza de la superficie para eliminar cualquier tipo de suciedad acumulada.
  • Inspección visual para detectar posibles anomalías.
  • Comprobación del estado de la estructura de fijación para descubrir eventuales grietas o deformaciones.
  • Revisión de los componentes fotovoltaicos de tipo electrónico.
  • Mantenimiento de la batería, tanto de los bornes como de los terminales de conexión y del nivel de electrolito.

Manteniendo correctamente la instalación fotovoltaica conseguiremos alargar la vida útil de los paneles solares así como su eficiencia, evitando costosas averías.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Explorar temas

Main
WhatsApp