Llámanos gratis

     
energia 100 verde
Tecnología

   |   

30 julio 2021
Instalaciones fotovoltaicas en viviendas unifamiliares
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
placas solares en viviendas unifamiliares

Llevar a cabo una instalación de placas solares en una vivienda unifamiliar es una interesante inversión que te permitirá ahorrar una importante cantidad de dinero en la factura de la luz. Hay que destacar además, que las instalaciones fotovoltaicas en las viviendas unifamiliares son sencillas y rápidas de realizar ya que se dispone libremente del tejado de la casa para la colocación de los paneles, sin necesidad de tener que pedir permisos a una comunidad de vecinos.

No obstante la cantidad de dinero que se puede llegar a ahorrar por la instalación fotovoltaica en este tipo de viviendas va a depender de factores como:

  • La potencia instalada. Se deberán instalar un determinado número de placas en función del consumo del hogar. Esto será clave para determinar el ahorro en la factura de la luz.
  • El tipo de calefacción. Las viviendas que dispongan de calderas eléctricas obtendrán un mayor ahorro en su factura de la luz.
  • Los hábitos de consumo eléctrico. Lasviviendas que consuman la mayor parte de la electricidad durante el día, tendrán un mayor porcentaje de energía de autoconsumo y por lo tanto amortizarán antes la instalación fotovoltaica.

Como hemos comentado, la instalación de los paneles en una vivienda unifamiliar presenta muchas menos dificultades que en un piso o en una vivienda adosada, ya que se puede disponer de toda la extensión del tejado de la casa y no se requieren permisos comunitarios. Tan solo es necesario contar con una superficie libre de sombras. Dependiendo de si la vivienda dispone de conexión a red o no, distinguiremos los siguientes tipos de instalación:

  • Instalaciones fotovoltaicas con conexión a red. Utilizan la energía que se produce durante el día y por la noche o en días sin luz solar hacen uso de la red eléctrica. Habitualmente las viviendas unifamiliares pueden además, acogerse a la compensación simplificada para obtener un descuento en su factura de la luz por la energía no utilizada.
  • Instalaciones fotovoltaicas aisladas en una vivienda unifamiliar. Son completamente autónomas de la red eléctrica y por lo tanto tienen que contar con baterías solares que acumulen y puedan utilizar la energía que han generado las placas solares en los momentos que no es posible producir.

Siempre será importante, antes de decidirnos por un tipo de instalación u otra, que consultemos con un profesional del sector que nos guíe y asesore durante todo el proceso. Éste nos ofrecerá diferentes alternativas en función de nuestras necesidades y se encargará de llevar a cabo el proyecto de principio a fin.

Coste de una instalación fotovoltaica en una vivienda unifamiliar

Los precios de instalar paneles solares en una vivienda unifamiliar vienen determinados por diversos factores, entre los que destacan la calidad de los componentes fotovoltaicos y el proceso de la instalación.

Además, siempre habrá que consultar si disponemos de algún tipo de ayuda o subvención en nuestra comunidad autónoma, ya que éstas pueden llegar a cubrir un porcentaje considerable del precio de la instalación.

El precio de una instalación fotovoltaica en una vivienda unifamiliar viene determinado fundamentalmente por el precio de los paneles solares y en el inversor fotovoltaico, gastos que suponen aproximadamente el 75% del coste total de la instalación. La diferencia de precio entre los diferentes modelos de paneles solares viene establecida normalmente por la potencia pico de un panel (Wp), que es la cantidad de energía que es capaz de generar; por la tecnología utilizada (paneles monocristalinos, policristalinos y amorfos), siendo las placas fotovoltaicas cristalinas las más caras pero las que cuentan con mejor rendimiento y eficiencia; y finalmente por la marca del fabricante.

Cantidad de placas solares y modalidad de autoconsumo que necesita una vivienda unifamiliar

El número de placas que necesitará instalar una vivienda unifamiliar dependerá del consumo anual de las personas que vivan en esa vivienda. Habitualmente en España, las viviendas unifamiliares presentan un consumo medio de entre 5.000 y 8.000 kWh anuales. Teniendo en cuenta que se dan todas las condiciones necesarias para llevar a cabo el proyecto, una instalación fotovoltaica promedio necesitaría aproximadamente entre seis y ocho placas solares. Es fundamental dimensionar la instalación fotovoltaica de forma adecuada para obtener la máxima rentabilidad y minimizar el periodo de amortización.

No obstante, a la hora de establecer la dimensión de una instalación de autoconsumo deberemos tener en cuenta los siguientes factores:

  • La orientación e inclinación de los paneles solares. Deberán estar correctamente dirigidos hacia el sur y con un ángulo de inclinación que optimice la producción fotovoltaica en función del lugar en el que se encuentren.
  • Situación geográfica de la vivienda. La cantidad de horas solares que recibe una determinada zona influye en la producción energética de la instalación solar.
  • Superficie del tejado. Es necesario disponer de suficiente espacio disponible para llevar a cabo la instalación ya que habitualmente cada panel solar tiene un tamaño de aproximadamente dos metros cuadrados.

Con respecto a la modalidad de autoconsumo a la que acogerse, el tipo de autoconsumo que se suele recomendar para las viviendas unifamiliares es el mecanismo de compensación simplificada de excedentes. Esta modalidad permite que los sistemas de autoconsumo obtengan un descuento en la factura de la luz por los kilovatios producidos y no consumidos. En este caso, el precio que se recibirá de la energía sobrante dependerá de si el usuario está acogido al mercado regulado que marca el gobierno o al mercado libre pactado con la comercializadora.

Amortización de las placas solares

El tiempo de amortización medio y habitual de las placas solares instaladas en una vivienda unifamiliar oscila entre los 6 y 9 años. Los factores más importantes que influyen a la hora de calcular el periodo de amortización son los siguientes:

  • Porcentaje de autoconsumo. A mayor cantidad de energía consumida por los paneles solares, más breve será el periodo de amortización.
  • Características de la instalación. La ubicación geográfica de la vivienda y las características de la instalación influyen de forma directa en el tiempo que tarda en recuperarse la inversión.
  • Subvenciones para autoconsumo. Diversas ayudas para placas solares pueden llegar a cubrir hasta el 50% de la inversión, lo que supone que el periodo de recuperación se reduzca a la mitad.

No obstante, el precio de una instalación fotovoltaica en una vivienda unifamiliar suele requerir una inversión inicial más elevada, pero se amortiza dos o tres años antes que en otro tipo de viviendas. A mayor potencia instalada el periodo de amortización es más rápido.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

¿Te ha inspirado este contenido?

Cargando ideas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Explorar temas

Abrir chat
A través del uso de este chat KISHOA, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.